Colegio de Notarios denunciará a hijos de fallecido notario Mavila

Decano informó que al hacer el inventario notaron la desaparición de dos tomos de documentos. Además, muchas de las escrituras emitidas en estos últimos años no tendrían las firmas completas. Actualmente los documentos de la Notaria Mavila están a responsabilidad del Colegio de Notarios
Colegio de Notarios denunciará a hijos de fallecido notario Mavila

Colegio de Notarios denunciará a hijos de fallecido notario Mavila

17 de Mayo del 2018 - 09:20 » Textos: Inés Barboza » Fotos: Inés Barboza

El decano del Colegio de Notarios de Ayacucho, Mario Almonacid, dijo que los abogados de su institución denunciarán a los hijos del fenecido notario Enrique Mavila Rosas, por la presunta pérdida de dos tomos de documentos de la notaria que el dirigía.

Como se sabe el año pasado el Colegio de Notarios difundió un comunicado en el que cesaban al notario Mavila por algunas observaciones, este apeló a Lima y en ese proceso falleció. Posteriormente, el colegio de notarios pidió a los hijos que puedan facilitar el legajo documentario de la notaria que dirigía su padre, el cual tomó su tiempo y, finalmente, al hacer el inventario de entrega la comisión encargada pudo identificar que faltaban dos tomos de documentos.

“Posiblemente sumen unos 200, 400 y 600 escrituras públicas, testamentos y otros actos jurídicos, razón por el cual el colegio les cursó sendas cartas a los hijos para que respondan por esa situación, pero han hecho mutis, es por ello que los abogados del colegio van a formalizar la denuncia por este hecho para no perjudicar a los usuarios”, señaló Almonacid.

ADVIERTE. Asimismo, el decano advirtió que existe otra buena cantidad de documentos que se hicieron en la Notaria Mavila y carecen de la firma del padre y de las partes involucradas.

“Efectivamente hay una cantidad considerable de escrituras públicas y minutas que están en este caso”, añadió.

Es importante señalar que los documentos que estaban donde el Notario Mavila actualmente se encuentran en poder del Colegio de Notarios de Ayacucho y seguir bajo su tutela por los menos durante dos años, de ahí pasarán a Archivo.