Con patadas y pedradas golpean salvajemente en el rostro a joven de 18 años

La víctima acusa a su enamorado, quien fue capturado por la policía y se encuentra en la comisaría de Tambo.
Con patadas y pedradas golpean salvajemente en el rostro a joven de 18 años

Con patadas y pedradas golpean salvajemente en el rostro a joven de 18 años

06 de Diciembre del 2017 - 09:18 » Textos: Miguel Núñez » Fotos: Miguel Núñez

Le suplicó a gritos que no la siga golpeando, pero su agresor decidió continuar con más furia e incluso le propinó una brutal patada en la boca para que no hable más y así fue perdiendo el conocimiento mientras los golpes seguían sin cesar.

Esta terrible pesadilla le tocó vivir a Ruth Auqui Eyzaguirre de apenas 18 años de edad, quien prácticamente terminó con el tabique destrozado, la dentadura dañada y diversas lesiones en la columna.

Y es que el cobarde ataque ocurrió a punta de patadas y pedradas en el cuerpo durante la noche del último viernes en un descampado del distrito Tambo, provincia La Mar, donde nadie pudo auxiliarla en ningún momento.

Según narró, durante la medianoche su enamorado Semcini Erikson Huamán León (27) la llamó para que se acerque al parque. Ella accedió y salió de su casa para ir al encuentro y ni bien lo saludó le empezó armar una escena de celos.

RECLAMOS. En un inicio le reclamó por un chico y no contento con eso agarró su celular y lo destrozó. En seguida, la llevó a empujones hacia un descampado cerca a la carretera a la selva y cuando se resistió le tiró varias piedras en la espalda.

En ese momento aprovechó que ya estaban solos y la agredió con patadas en el rostro y la cabeza. Después perdió el conocimiento y más tarde despertó en la habitación de Semcini Huamán, quien le había lavado las heridas.

En un descuido del agresor, la víctima se armó de valor y fuerzas y logró escapar de la casa con dirección a la comisaría para pedir auxilio, de inmediato los policías se movilizaron y lo capturaron.

Por la tremenda golpiza, la infortunada Ruth camina con mucha dificultad, por eso, requiere de una silla de ruedas para movilizarse a cada uno de los exámenes médicos.

Cabe señalar que la víctima estudia de un instituto superior de su distrito y mantenía una relación de más de dos años. Sus seres queridos exigen al Poder Judicial un castigo ejemplar.