Dueños de canchas sintéticas del IPD Ayacucho se niegan a salir pese a que vencieron sus contratos de arriendo

Desde el año pasado no pagan alquiler, suma de deuda llega hasta los 70 mil soles y a la fecha no hay indicio de que quieran solucionar problema
Dueños de canchas sintéticas del IPD Ayacucho se niegan a salir pese a que vencieron sus contratos de arriendo

Dueños de canchas sintéticas del IPD Ayacucho se niegan a salir pese a que vencieron sus contratos de arriendo

22 de Agosto del 2018 - 09:21 » Textos: Inés Barboza » Fotos: Inés Barboza

El Consejo Regional del Deporte de Ayacucho (CRDA) vuelve a vivir un dolor de ‘cabeza’ con el arrendamiento de los espacios para el funcionamiento de gras sintéticos. Nuevamente, los dueños de las canchas que se tiene se niegan a salir pese a que los contratos se vencieron, y, por si fuera poco, no pagan ni un solo sol de este alquiler desde el 2017.

Son tres los espacios que se están envueltos en este enfrentamiento, los mismos que funcionan al interior del Complejo Deportivo Venezuela. Dos de estos contratos, las cuales abarcan entre dos y cuatro años, se celebraron cuando Ignacio Garamendi Berrocal fue presidente del CRDA (ahora es director del Archivo Regional), funcionario que fue sancionado por el IPD nacional justo por la firma de estos documentos, con la resolución de presidencia N°060-2017-IPD-P, donde se le suspende sin goce de haber por 300 días, pero, como ya no trabaja en la institución, al parecer no repercutió mucho.

ARGUMENTOS. Según señala la presidente encargada del CRDA, Silvia Meneses Mendoza, la deuda que tienen los dueños del gras sintético con el IPD asciende aproximadamente a 71 mil soles.

“Son nueve meses que adeudan. De acuerdo con el informe, el señor Celestino Gutiérrez Lara, que se ubica en la parte oriente, debe 13 mil 770, igual que el señor Juan Flores Longaray, que está en la parte norte del complejo, y el señor Jorge Gutiérrez Malca, que está en la parte occidente, adeuda 44 mil 400 soles”, señaló la responsable.

De acuerdo con los documentos a los que pudo acceder el diario Correo, el contrato de Juan Longaray fue por cuatro años, inició el 1 de agosto del 2014 y vence el 30 de agosto del 2018; sin embargo, desde diciembre del año pasado ha dejado de pagar el arriendo. Con respecto a Jorge Gutiérrez Malca, su contrato tenía una vigencia de dos años, el cual era del 1 de febrero del 2015 al 1 de febrero del 2017, pero, desde diciembre del año pasado, tampoco a pagado ni un sol. Finalmente, en el caso de Celestino Gutiérrez, su contrato fue por cinco meses, del 2 de agosto del 2017 al 31 de diciembre del 2017, pero desde el año pasado tampoco paga.

Se buscó la versión de los implicados, solo se encontró a Jorge Malca, quien no quiso declarar y dijo que el caso esta judicializado y saldrá cuando haya una sentencia.

MEDIDAS. Meneses informó que, ante la resistencia de salir de los terrenos del Estado, el cual estarían haciendo uso sin pagar rentas, ellos han optado por restringir el ingreso a las personas que alquilan estos espacios, también pusieron un aviso en la puerta advirtiendo de esta situación; sin embargo, la respuesta de los dueños fue ingresar por las paredes. 

Lo más leído