Feria de Seccelambras olvidada por autoridades

Múltiples problemas aquejan a clientes y comerciantes, Autoridad de Centro Poblado refiere que presupuesto mensual no le alcanza para mejoras

28 de Agosto del 2017 - 09:17 » Textos: Verenisse Peña » Fotos: Verenisse Peña

Casi 50 años cumplirá una de las ferias más grandes a nivel rural y es increíble ver, que, hasta el momento, lo único que creció, son sus problemas.

Con más de mil comerciantes, la feria rural de Seccelambras, ubicada en el distrito de Acocro, significa para la población un polo de desarrollo económico, donde expenden la quinua y la papa, principales productos agrícolas de la zona, y donde, además, se dan la oportunidad de intercambiar por otros productos a través del trueque.

Además de expender productos agrícolas, ganaderos y de abastos, la feria creció tanto desde 1970 que hoy alberga a feriantes de diversas provincias, Cangallo y el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), quienes ofertan otros productos como vestuario, calzado, insumos agroquímicos, comidas y enseres.

Problemas. Todos ellos conglomerados de manera desordenada, las cuales vienen generando caos y riesgos incluso para la salud de la población lugareña, pues de acuerdo a las últimas estimaciones de salud, en Acocro el 60% de la población está desnutrida.

Para el alcalde del centro poblado de Seccelambras, Carlos Badajos, este problema tendría directa relación a la feria rural, debido a que desde aquí se comercializa la carne que consume la población, la cual no cuenta con certificación del Servicio de Sanidad Agraria (Senasa). Asimismo, si bien cuentan con un camal este no reúne las condiciones de salubridad. Cabe mencionar que, al no contar con un sistema de desagüe, los comerciantes arrojan las vísceras y eses de los animales a un canal que desemboca muy cerca de la feria donde además los animales que se comercializan están hurgando para comer. Situación que debería ser inspeccionada por la Dirección Regional de Salud a fin de sensibilizar a la población.

Del mismo modo se encuentran, los productos agrícolas, apostados en el suelo separados por algunos plásticos y rodeados de canes.

Los comerciantes exigieron a las autoridades mejoras en los puestos, como la colocación de techos para su puestos y altillos para los productos, instalaciones de agua y desagüe, servicios higiénicos adecuados, seguridad y limpieza.