Fiscalía de Familia recibe a diario al menos una denuncia por agresión sexual

Fiscal refiere que cifras de abuso está en incremento
Fiscalía de Familia recibe a diario al menos una denuncia por agresión sexual

Fiscalía de Familia recibe a diario al menos una denuncia por agresión sexual

11 de Abril del 2018 - 10:04 » Textos: Nilda Escalante » Fotos: Nilda Escalante

Según el reporte nacional del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, a diario un total de diez niñas son víctimas de abuso sexual en el país. En la región Ayacucho, según la Fiscalía de Familia diariamente se atiende al menos una denuncia por violencia sexual contra menores de edad, evidenciando un notable incremento en el número de casos.

PELIGRO. La fiscal de familia, María Jara, informó que los fiscales de turno, atienden estos casos de forma recurrente, como mínimo realizan al día una entrevista única a niñas víctimas de violencia sexual, donde la mayor parte de los agresores son personas allegadas a las mismas familias y del mismo entorno familiar como los progenitores.

“Cada fiscal de familia tenemos 14 días de turno, en ese tiempo a diario se a tienden los casos o como mínimo se asiste al menos a diez entrevistas únicas de menores ultrajadas por sus propios familiares”, refirió.

Resaltó que este número de casos aún es poco, ya que existe un porcentaje de víctimas que por factores diversos aún no denuncian a los agresores, ya sea por algún miedo o por querer protegerlos por ser del entorno familiar.

La fiscal alertó que en la actualidad existe diversas formas de captación de menores de edad, principalmente por las redes sociales y con propuestas engañosas que tienen víctimas.

Por otro lado, esta instancia recibe denuncias por maltrato físico y psicológico de menores de edad, los cuales también tienen cifras elevadas en la región Ayacucho.

ADVERTENCIA. María Jara instó a las familia a estar prevenidos, sobre todo brindar adecuada protección a sus hijos. Incluso precisó que cada mujer conoce con qué tipo de persona se ha comprometido y en caso se observen ciertas conductas, se tiene que estar prevenidos y no confiar ni en los padres de familia.