Temas

La cárcel no consigue reformar a los agresores

Jueza suprema se pronuncia en relación a las penas cuestionadas por la opinión pública
La cárcel no consigue reformar a los agresores

La cárcel no consigue reformar a los agresores

10 de Abril del 2017 - 09:29 » Textos: Verenisse Peña » Fotos: Verenisse Peña

Es un discurso populista que la pena va lograr la reinserción y rehabilitación del condenado, debido al sistema penitenciario que tenemos en el país, por esa razón los jueces deben mesurar las condenas y evaluar en que delitos opera una prisión preventiva, así respondió la jueza suprema de la Comisión de Justicia de Género, Elvia Barrios.

Ello frente a los cuestionamientos por las penas dadas por jueces en casos de violencia familiar y sexual, que en reiteradas ocasiones parecen injustas ante la opinión pública.

“De qué manera la pena surte efectos en el condenado, con este sistema penitenciario que tenemos, miren si tuviéramos que enviar a todos a la cárcel no tendríamos espacios, por eso es el juez debe valorar entre el mínimo y máximo de la pena”, señaló la magistrada.

Prevención. Es en ese sentido que la magistrada refirió que se debe incidir en la prevención de la violencia, pues los jueces actúan sólo después de sucedido el hecho.

Llamó a los sectores de educación y a los gobiernos locales a fin que desarrollen acciones de prevención, pues desde niños se debería enseñar valores y enseñarles a los niños sus derechos para que se hagan respetar.

La violencia tiene un ciclo que debe ser identificado. Tiene tres fases la tensión, la explosión y la luna de miel.

Es así, que entre el año 2015 y 2016, el juzgado de familia recibió 170 mil casos de violencia familiar; pero en muchos casos jamás no se pudo sentenciar debido a que la víctima jamás regresó, barajándose varias hipótesis, como la falta de recursos económicos para continuar el proceso, que recayeron en la luna de miel o fueron asesinadas.

Cabe resaltar que el violento nunca cambia en inclusive existen escalas.

“En un primer momento puede ser un grito, luego rompe una puerta, luego te golpea y finalmente te mata”, acotó la jueza.

Inauguración. Durante la inauguración del local del poder judicial en el Centro de Atención Socioemocional, la magistrada también hizo referencia a casos específicos como el ocurrido a la joven abogada, que murió a manos de su expareja pese a que solicitó garantías personales tras haber recibido violencia.

En cuyo caso, hizo el análisis e indicó que pudieron ocurrir tres situaciones que el juez no dio las medidas de seguridad, o las dio pero se materializaron, o finalmente no habían las condiciones para darle protección.

Lamentablemente esta situación es conocida por los agresores e incluso hay quienes las siguen y finalmente escogen el día para atentar contra la integridad de ellas.