Niños ayacuchanos son más vulnerables al sarampión

A nivel nacional ya se registraron once casos de este virus mortal y una de las causas sería la constante migración
Niños ayacuchanos son más vulnerables al sarampión

Niños ayacuchanos son más vulnerables al sarampión

05 de Septiembre del 2018 - 09:33 » Textos: Miguel Núñez » Fotos: Correo

En diferentes regiones del país, el mortal virus del sarampión ya afectó a un total de once personas, mientras en Ayacucho si bien no se han registrado casos; sin embargo, existen poblaciones vulnerables a esta enfermedad, como los menores de 5 años, principalmente aquellos con anemia y desnutrición crónica infantil.

Por esta razón, la coordinadora del Programa Articulado Nutricional de la Dirección Regional de Salud (Diresa), Rosario Aleman Muñinco, exhortó a los padres de familia y a la población en general acudir a los establecimientos de salud para recibir las dosis necesarias y prevenir este mal.

Una de las causas del brote, según la funcionaria, sería la constante migración de personas que provienen de Venezuela, debido a que en este país probablemente no han llegado a vacunar a todos sus habitantes.

Asimismo, mencionó que hace 13 años aproximadamente en el Perú no se ha tenido casos y en los últimos años, gracias a la labor del personal de salud, se ha controlado este problema. Este panorama cambió en las últimas semanas.

De acuerdo al Ministerio de Salud (Minsa), el virus es muy contagiosa y puede generar complicaciones que ponen el riesgo la vida de una persona, en especial, de los niños menores de 5 años.

Los síntomas más comunes son fiebre alta que puede llegar a los 39° centígrados a más, tos, secreción nasal, ojos enrojecidos, sarpullidos de diminutos puntitos rojos que empieza en la cabeza y luego se extiende al resto del cuerpo. También diarrea, infección al oído, neumonía y encefalitis.

En cuanto a las formas de transmisión es cuando una persona enferma tose o estornuda y disemina las gotitas infectadas.

AVISO. Rosario Aleman aseguró que en los últimos días enviaron documentos a los responsables de las redes de salud para que mantengan protegida a la población y una de las formas de prevenir es llegar a coberturas del 95%.

Esto quiere decir, que los niños tienen que recibir las dos dosis de la vacuna, el primero a los 12 meses y el segundo a los 18 meses. Si un niño menor a 5 años no está protegido, los padres de familia lo deben llevar de inmediato al establecimiento de salud más cercano.

“En los establecimientos de salud contamos con el stock suficiente de vacunas para los niños y adultos; por ello, hago un llamado para que tomen interés sobre este tema y no esperar al último momento. Las dosis son totalmente gratuitas y no se requiere un seguro en particular”, mencionó Aleman.

Lo más leído