Obra recién entregada por el GRA presente visibles fisuras en su infraestructura

En informe de fiscalización advierten daños y trabajos anti técnicos en nueva obra
Obra recién entregada por el GRA presente visibles fisuras en su infraestructura

Obra recién entregada por el GRA presente visibles fisuras en su infraestructura

05 de Diciembre del 2017 - 09:18 » Textos: Nilda Escalante » Fotos: Cortesía

A un año de haber sido entregado, la obra de institución educativa del nivel inicial N° 376 de Saurama en el distrito del mismo nombre en la provincia de Vilcashuamán, ya presenta una serie de deficiencias y deterioros en sus infraestructuras, puertas, ventanas, servicios higiénicos y otros, así lo advierte un informe de fiscalización presentado por el consejero Rubén Escriba.

ANOMALÍAS. Según el informe, la obra fue ejecutado por el Consorcio Mifer y contó con una inversión de un millón 228 mil soles. La obra fue concluida y entregado a los beneficiarios en marzo del 2016, desde entonces los niños de este distrito empezaron a hacer uso de las infraestructuras, pero a un año de uso, las paredes ya presentan serias rajaduras que ponen en peligro a los pequeños estudiantes.

El consejero Escriba presentó fotografías para demostrar el deterioro de las columnas y paredes que tienen grandes fisuras, asimismo los pisos tienen hundimientos y partes levantadas que ponen en riesgo la integridad de los alumnos al igual que las veredas que evidencian una mala ejecución y no garantizan la calidad de la obra.

Asimismo las ventanas de la institución habrían sido mal diseñados, sin ventilación y sobre todo mal instaladas ya que se evidencian ranuras entre los marcos y las paredes, el mismo problema registran las puertas que no cumplen la norma de seguridad de Defensa Civil.

Los servicios higiénicos son otro problema porque están mal instaladas, es más no parecen de una obra recién entregada porque incluso los espejos están completamente deteriorados.

Por otro lado, el plazo de ejecución de la obra según el expediente técnico estaba previsto para cuatro meses, pero con las ampliaciones se prolongó hasta 21 meses.

El informe recomienda al ejecutivo del Gobierno Regional de Ayacucho, disponer que el consorcio responsable de su ejecución pueda corregir los vicios ocultos.