Terrible mal mata a un adolescente que tenía pensado ser abogado

Antes de adquirir la enfermedad viajó a la selva
Terrible mal mata a un adolescente que tenía pensado ser abogado

Terrible mal mata a un adolescente que tenía pensado ser abogado

29 de Diciembre del 2017 - 09:58 » Textos: Miguel Núñez » Fotos: Grupo Epensa

Tenía todo un futuro por delante. A su corta edad, era muy hábil en reparar celulares y con lo poco que ganaba logró matricularse en una universidad privada para estudiar Derecho, pero la fatalidad se cruzó en su caminó y lamentablemente falleció.

J. F. P.N. son las iniciales del adolescente de apenas 17 años de edad, que falleció el último miércoles en la comunidad de Rosaspata del distrito Vinchos (Huamanga) a consecuencia de una terrible tifoidea, que al parecer lo adquirió en su viaje a la selva.

Cuando terminó la secundaria, él quería una vida diferente, por eso, decidió vivir en la ciudad de Ayacucho, donde aprendió rápidamente a arreglar equipos telefónicos dañados y pasado un tiempo empezó a brindar servicio técnico en el jirón Asamblea.

A unos días de celebrar la Navidad viajó a su tierra natal para visitar a sus padres y hermanito, a quienes quería demasiado, luego regresó a la ciudad y a partir del último martes empezó a sentir un malestar estomacal, seguido por un insoportable dolor de cabeza.

PEDIDO. Según su padre, el adolescente le suplicó que lo lleve a Rosaspata, porque tenía la necesidad de despedirse y pedir perdón de sus seres queridos y amigos; por ello, el miércoles arribaron a su comunidad y cumplieron con el pedido.

Ni bien terminaron con visitar a sus familiares, el desafortunado perdió fuerza y empezó a desvanecerse, de inmediato los llevaron en una camioneta al puesto de salud, donde le dijo a su padre “Nunca hagan sufrir a mis hermanitos”.

“Yo no entendía por qué me hablaba así mi hijo. Todo esto me ponía muy triste y al momento de subirlo a la camilla del establecimiento de salud se despidió de mi y finalmente falleció”, narró entre lágrimas el papá.

En otro momento, se supo que el joven trabajador viajó al Valle del Río Apurímac, Ene y Mantaro a realizar algunos trabajos y se presume que en este lugar adquirió la mortal tifoidea. Además, su caso se complicó por múltiples enfermedades.

Lo más leído