6,277 ancashinos morirían en terremoto de 8,5 grados

Los distritos de Chimbote y Nuevo Chimbote concentrarían la mayor cantidad de personas muertas, indican
6,277 ancashinos morirían en terremoto de 8,5 grados

6,277 ancashinos morirían en terremoto de 8,5 grados

01 de Junio del 2019 - 06:00 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

Un terremoto de 8,5 grados acabaría con la vida de 6,277 personas en toda la región, estimó el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Áncash.

La estadística fue presentada como el balance del Simulacro Nacional de Sismo y Tsunami que se realizó ayer, a 49 años del terremoto de 1970 que tuvo como epicentro Chimbote y que cobró la vida de miles de personas.

El ejercicio se inició a las 10:00 de la mañana con el sonido de las sirenas de las ambulancias y de los vehículos de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Las autoridades y ciudadanos de a pie realizaron el ensayo en base a un terremoto con intensidad VIII, y cuyo epicentro estuvo ubicado a 90 kilómetros del suroeste de la ciudad de Chimbote. El evento sísmico provocaría un tsunami en el litoral peruano que en Áncash impactaría con olas de hasta diez metros.

Mientras que en los distritos de la zona costa de Áncash, se simuló un tsunami, en los pueblos ubicados en la zona del Callejón de Huaylas, se hizo el ejercicio en base a una avalancha por el desborde la Laguna Palcococha.

DAÑOS

De acuerdo al reporte del COER Áncash, la mayor cantidad de fallecidos estarían en la provincia del Santa, específicamente en los distritos de Chimbote (1,420 personas) y Nuevo Chimbote (987 personas).

La ciudad de Huaraz, capital de Áncash, tendría 534 fallecidos, mientras que Pomabamba es la tercera provincia con más víctimas mortales, con 554 personas.

En esa misma línea de afectación a las personas, se estiman 19 mil ciudadanos heridos; otros 2,894 desaparecidos y afectados en total 128, 705 personas.

Un terremoto de esta magnitud también afectaría la infraestructura de 169 colegios, 41 iglesias y 68 establecimientos de salud que se ubican en diversas partes de la región.

También se ha proyectado una gran afectación a las vías de comunicación, canales de riego, tierras agrícolas y el colapso de los sistemas de servicio de agua y fluido eléctrico.

¿PREPARADOS?

En Chimbote, el alcalde provincial Roberto Briceño Franco, en su condición de presidente del Comité de Defensa Civi, encabezó el simulacro.

Tras permanecer en círculos en la Plaza de Armas de Chimbote, los trabajadores municipales, escolares y demás miembros de las entidades ubicadas en el centro evacuaron hasta el jirón José Olaya, zona hasta donde se proyecta, no llegarían las olas en caso de un tsunami.

A diferencia de simulacros pasados, esta vez el Centro de Operaciones de Emergencia Local (COEL) sesionó en el auditorio del hospital III del Seguro Social (Essalud). Las autoridades puntualizaron que este lugar fue elegido, solo para este ejercicio, ya que indicaron que la infraestructura de este nosocomio también se vería seriamente afectada por el movimiento telúrico.

Aún cuando el alcalde Roberto Briceño consideró que el simulacro había tenido buena participación de la población, reconoció que el COEL estaba incompleto, sin representantes de la Red de Salud, Poder Judicial, Fiscalía ni los Bomberos. Afirmó que todos ellos fueron convocados oportunamente. 

Lo más leído