Alcalde pide licencia en medio de desabastecimiento de comedores

Con ollas en mano, beneficiarios protestan por falta de alimentos. También se unieron al reclamo pacientes con TBC, quienes tampoco recibieron sus productos
Alcalde pide licencia en medio de desabastecimiento de comedores

Alcalde pide licencia en medio de desabastecimiento de comedores

08 de Agosto del 2019 - 09:30 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

Mientras que el alcalde de la provincia del Santa, Roberto Briceño Franco, llegaba ayer a tierras charrúas, en Chimbote, los beneficiarios del Programa de Complementación Alimentaria (PCA) y del Programa de Alimentación y Nutrición para el Paciente con Tuberculosis (PAN - TBC), protestaban por el desabastecimiento en las raciones de alimentos que perciben por parte del programa que administra la comuna provincial.

El inicio del viaje del alcalde a Uruguay - tras aprobarse su pedido de una licencia sin goce de haber - coincidió con una protesta realizada por los usuarios de estos programas sociales, quienes llegaron hasta la Plaza de Armas de Chimbote, para pedir que la gestión edilicia solucione este problema.

Entre los protestantes se encontraban madres de familia, personas con discapacidad física e incluso los mismos pacientes con TBC cuya alimentación forma parte del tratamiento que reciben para hacer frente a esta enfermedad.

Con ollas vacías y las tapas de las mismas en mano, cuestionaron que, en algunos casos, hayan beneficiarios que desde hace tres meses no reciben los productos para la preparación de los alimentos.

CRÍTICA SITUACIÓN

Fueron dos los grupos que se concentraron la mañana de ayer frente al palacio municipal. Por un lado, estaban las madres de familia de los comedores populares no solo de Chimbote, sino también de distritos como Cáceres del Perú, Moro, Santa y otros lugares rurales.

Según denunció la presidente de las Organizaciones Sociales de Base del Santa, Edith Castro Torrelaba, son 135 comedores en toda la provincia del Santa, los que se ven afectados con este desabastecimiento.

Los productos que ellos perciben son arroz, frijol, conservas, aceite, menestras, entre otros. Las protestantes refrieron que son más de 7 mil los beneficiarios de este programa, quienes aguardan los alimentos desde el 25 de abril pasado.

“Hemos pedido audiencia en reiteradas oportunidades con el alcalde, con sus funcionarios, pero no nos quieren atender (...) algunos comedores están cocinando con los propios recursos que se han generado, pero la gran mayoría no está atendiendo”, denunció Castro.

La dirigente cuestionó el pedido de licencia de Briceño justo cuando este problema se viene presentando.

“Se está corriendo, no le interesa, en campaña prometió que iba a trabajar de la mano con los comedores populares, venimos buscando el diálogo hace tiempo con él”, cuestionó.

Más allá, pero en la misma vereda de lucha, estaban los pacientes de TBC quienes también deben recibir de manera mensual sus productos. La representante de la Organización de Afectados con TBC de la provincia, Nancy Ruiz Espinoza, refirió que hasta julio eran 215 los pacientes beneficiarios del PAN - TBC, sin embargo, aseveró que solo 106 recibieron sus canastas en ese mes. Estas se encuentran compuestas por 9 productos, que son, arroz, azúcar, conservas, aceite, leche, quinua, papa seca; todo por un peso de aproximadamente 48 kilos.

“En nuestro caso, que somos pacientes con TBC, no recibimos los alimentos solo por recibir, es parte de nuestro tratamiento además de los medicamentos. Los pacientes van a las postas y les refieren que no hay productos, no sabemos qué es lo que va a pasar en este mes de agosto, si es que van a darnos o no las canastas”, expresó Ruiz Espinoza.

REUNIÓN Y PROMESAS

Luego de por lo menos 30 minutos de protestas, personal de la comuna bajó para informar a las dirigentes que los funcionarios municipales habían aceptado recibirlas en una reunión.

Pasado el mediodía culminó el diálogo. Las mujeres informaron que el gerente municipal, Jesús Rodríguez Fuentes, prometió que a partir del próximo lunes 12 del corriente se empezarían a distribuir los alimentos en los comedores populares, correspondiente a un mes. La salida que planteó la gestión en esta reunión para salir - aunque momentáneamente - en tan corto tiempo de este grave problema, es una compra directa, sin embargo, la comuna seguirá adelante con el proceso de licitación que ya ha lanzado la municipalidad, pero que hasta el momento no logra adjudicar.

“Se han comprometido a agilizar esta compra que va a ser solo por un mes, se van a hacer las coordinaciones con Logística, es lo que nos ha dicho el gerente y hay un acta firmada, incluso”, sostuvo la dirigente Edith Castro.

¿Y LA FICALIZACIÓN?

Los regidores Paul Gonzales y Carlos Guzmán Gaona (alcalde encargado) lamentaron la situación por la que atraviesan los comedores populares.

Gaona dijo que el alcalde ya ha tomado “medidas drásticas” al cambiar a los funcionarios de la Gerencia de Desarrollo Social, sin embargo, consideró que aún hay otros cambios que deben realizarse.

Por su parte, su colega Gonzales, afirmó que el tema fue expuesto en la última sesión de concejo realizada el pasado martes 6 del corriente. “He pedido que los funcionarios responsables presenten un informe detallado de qué es lo que ha pasado y en base a eso, una vez que se identifiquen las responsabilidades, vamos a pedir las sanciones que correspondan”, señaló.

Lo más leído