Álvarez volvió al GRA un día antes de firma de contrato

Pruebas que obran en manos de Fiscalía demostrarían que exgobernador estuvo en el poder cuando se entregó obra de vía Chacas-San Luis a empresa brasileña, que -según colaborador eficaz- dio coima de 2.4 millones de dólares por adjudicación
Álvarez volvió al GRA un día antes de firma de contrato

Álvarez volvió al GRA un día antes de firma de contrato

01 de Noviembre del 2018 - 10:16 » Textos: Miguel Ríos » Fotos: Correo

Documentos obtenidos por el Ministerio Público demostrarían que el hoy preso expresidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, retomó su cargo como máxima autoridad de la referida región (tras pedir licencia para postular a la reelección, en el 2010) un día antes de que la empresa Odebrecht firme el millonario contrato por la ejecución de la obra de la carretera Callejón de Huaylas-Chacas-San Luis.

Como es público, la transnacional brasileña es acusada de haber pagado una coima del 2.5% del valor del proyecto a los funcionarios del Gobierno Regional de Áncash (GRA). Todo esto forma parte de la investigación realizada por el sonado caso “La Centralita”, por el cual la Fiscalía pide una condena de 30 años de cárcel para el líder de los denominados “comandos”.

CONTRATO. Correo tuvo acceso al contrato que firmó el GRA con el consorcio, integrado por las dos constructoras de Odebrecht, para la ejecución de la obra en la sierra ancashina que en un principio tuvo un valor de S/ 404’826,001. Luego el costo se incrementó.

Este trámite legal se realizó el 22 de diciembre del 2010, en Huaraz, según consta en el documento.

Vale recordar que a mediados de dicho año César Álvarez pidió licencia para postular a la reelección y retornó los últimos días de diciembre. A fin de librarse de las acusaciones en su contra, el exgobernador ha señalado que el proceso de adjudicación de la millonaria obra se realizó cuando estaba temporalmente separado de la función pública.

En una audiencia realizada el 27 de abril del presente año, el exmandatario ancashino fue consultado sobre su periodo de licencia, pero no especificó qué día exacto retomó sus funciones como máxima autoridad de nuestra región.

Fiscalía: Precise en qué fecha usted retomó el cargo de presidente regional a fines de diciembre del 2010.

Álvarez: No recuerdo la fecha, pero yo salí de licencia los primeros días de junio del 2010 y retorné a fines de diciembre.

RETORNO. Fuentes de este diario informaron que el Tercer Despacho de la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, que se encuentra a cargo del fiscal Elmer Chirre, ha obtenido documentos como papeles de tesorería y recibos de pagos que demuestran que César Álvarez retomó su cargo como presidente regional de Áncash el 21 de diciembre del 2010, es decir, un día antes de que se firme el millonario contrato con la constructora brasileña Odebrecht.

INVESTIGACIÓN. Más allá de la coincidencia de las fechas, la Fiscalía ha armado su teoría del caso en base a diversas pruebas que refuerzan la tesis de que César Álvarez y su entorno habrían pactado el pago de una millonaria coima para entregar la buena pro de la obra de la carretera Callejón de Huaylas-Chacas-San Luis.

Mientras se realizaban las indagaciones por el sonado caso “La Centralita”, el Ministerio Público obtuvo información de que representantes de la empresa Odebrecht viajaron a Áncash al tener interés en la ejecución de la obra en la sierra y también en Chinecas. Este fue el dato que permitió hilvanar cómo se habría tejido un acuerdo bajo la mesa para entregar una millonaria licitación.

Según nuestras fuentes, la Fiscalía descubrió que la empresa brasileña pagó vuelos a sus funcionarios para que viajen a Chimbote y Huaraz. Luego, se obtuvo registros y declaraciones que confirmaban el acercamiento de Odebrecht al GRA.

La tesis de un presunto acuerdo colusorio cobró fuerza tras la aparición de un colaborador eficaz que asegura que, en el 2007, César Álvarez se reunió en un hotel de Lima con Raymundo Trindade Serra, entonces gerente de Odebrecht, y Fortunato Canaán, quien es conocido por los denominados “Petroaudios”. El viaje de los funcionarios de la transnacional a Áncash se habría llevado a cabo luego de este encuentro.

También generó suspicacia en la Fiscalía los montos elevados que se entregaron a Dirsse Paul Valverde Varas por presuntas asesorías; vale precisar que este personaje fue subgerente de Infraestructura en el primer gobierno de Álvarez.

Con la sospecha de que Valverde sería el nexo entre Álvarez y Odebrecht, el Ministerio Público comenzó a pedir documentación a la empresa brasileña, que terminó colaborando con la investigación de manera voluntaria.

PORCENTAJE. Según las investigaciones, Odebrecht quiso encargarse de la ejecución de una obra relacionada al Proyecto Especial Chinecas, pero debido a que se les habría pedido el pago del 10% del proyecto, no llegaron a un acuerdo.

En el 2010 los funcionarios de la empresa brasileña fueron contactados por Dirsse Valverde, quien entonces ya había dejado ser funcionario regional. Según los testimonios, este personaje fungió como operador de César Álvarez e informó que el proyecto de la carretera Callejón de Huaylas-Chacas-San Luis ya había pasado el SNIP y que, a través de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), se iba a realizar la licitación.

En septiembre del 2010, Valverde se reunió con Raymundo Trindade Serra en un hotel de Lima y le dijo que César Álvarez pedía el 2.5% del valor del contrato a cambio de la buena pro de la obra valorizada en más de 400 millones de soles. Días después, Odebrecht aceptó la propuesta.

Las pesquisas realizadas por la Fiscalía concluyeron en que la constructora brasileña cumplió con pagar el 2.5%, a través de contratos ficticios con Dirsse Valverde por 160,322 dólares y al también investigado José Cavassa Roncalla, por hasta 51,903 dólares.

Además, se detectaron cuatro depósitos de 600 mil dólares, cada uno, a una cuenta de la off shore Cirkuit Planet Limited, en Hong Kong, China, cuyo titular es el ciudadano Argentino-israelí, Mario Fatelevich. Fue Dirsse Valverde el que dio el número en cuenta al advertirsele que era muy riesgoso seguir haciendo los depósitos bajo la primera modalidad. 

Lo más leído