Áncash: Exfuncionario dio aviso para que maten a alcalde de Samanco

Uno de los sicarios inculpó a toda la banda e indicó los roles de cada uno. Tres de los procesados reconocieron su participación en los hechos contados por dos colaboradores eficaces

11 de Diciembre del 2015 - 10:06 » Textos: Redacción | Correo

Según la Cuarta Fiscalía Corporativa del Santa, un exfuncionario de la Municipalidad Distrital de Samanco dio aviso a sicarios para que ejecuten el crimen del alcalde Francisco Ariza Espinoza y de su asesor Henry Aldea Correa, en Áncash.

El abogado Carlos Bazán Castro dijo la frase “Ya salieron” para avisar a los sicarios, señaló el Ministerio Público. 

Esto es lo que se desprende de la audiencia de pedido de prisión preventiva contra los 14 integrantes de la organización criminal. Hasta el cierre de nuestra edición, la audiencia dirigida por el titular del Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria, Roma Cruz Avilés, aún no terminaba.

A último minuto, al terminar esta nota, la Policía anunció que otros de los sicarios prófugos habían sido detenidos.

LOS ELEMENTOS. El fiscal Edwin Cipriano Lozano sustentó su requerimiento, iniciando por los elementos de convicción graves y fundados de la comisión del delito.

La acusación del Ministerio Público se afianza en las declaraciones de dos colaboradores eficaces y corroborado por los videos del peaje y seguridad ciudadana; y también de testigos que pasaron por el lugar.

El magistrado explicó que el plan del asesinato del alcalde Ariza es la consecuencia de la confabulación entre la actual alcaldesa Fanny Malqui, los regidores Noemí Rubina, Fanny Medina, Carlos Bedón y Jhonatan Solis. Todo ellos junto entregaron el dinero al exfuncionario edilicio Carlos Carlos Bazán Castro para este ilícito fin, según la fiscalía.

El grupo supuestamente está dirigido, según el colaborador eficaz N° 2 por el exalcalde Jaime Casana (quien quedó inhabilitado por tener una condena y por eso dejó en el cargo a Ariza).

El “mediador” entre los sicarios y las autoridades (quienes presuntamente juntaron los 5 mil soles que costó el asesinato) fue Carlos Bazán Castro.

La sed de venganza se generó, según la fiscalía, porque el 18 de mayo fue destituido de su cargo de ejecutor coactivo de la comuna, por parte de Ariza.

Las versiones de los colaboradores eficaces indican que Bazán se contactó con su excompañero de estudios de Derecho, Marcos Andrés Vázquez Julca “Chileno”, para organizar el homicidio calificado.

El “Chileno” contactó con los sicarios Wilmer Tanaqui Oroya Margarito “Tanaqui” (19), Luis Brandon Malo Rosario “Brandon”, (19), Renzo Alfredo Pérez Ángeles “Renzo” (23), Luis Enrique Matienzo Fernández “Ojón” (22), Miguel Junior Solsol Contreras “Gordo” (26), Aryton Casahuaman Castañeda “Airton” (21) y dos menores de edad, uno de ellos apodado “Cumpita”, quienes realizaron los disparos mortales.

EL DÍA. La ejecución del crimen se realizó el 20 de octubre, en el cruce de Nepeña, a la altura del kilómetro 2 +700 de la carretera de penetración a San Jacinto.

Los criminales fueron en dos autos: uno de color blanco de placa H1H-548 Suzuki y el otro H1P-058 de marca Changan modelo Benni, color negro. En el primer vehículo viajaron “Ojón”, “Chileno”, “Airton” y uno de los menores de edad que no está identificado, pero que tendría 17 años.

En el segundo auto llegaron al lugar “Renzo”, “Tanaqui” y “Cumpita”, este último el otro adolescente. “Brandon” ya esperaba en el lugar como ‘campana’.

El dato de que el “objetivo” estaba cerca lo dio telefónicamente Carlos Bazán, al “Chileno”, según indicó el fiscal.

Sucede que las víctimas salían de la Fiscalía de Nepeña con dirección a Samanco. Esta en esta entidad habían sido citado junto a todos los regidores y también Bazán.

SANGRIENTO. A las 2: 50 p.m. las víctimas aparecieron en el un auto Renault de color rojo, de placa H1E-201, en la que viajaban el alcalde de Samanco Francisco Ariza y su asesor legal Henry Aldea Correa.

Los adolescentes sicarios aprovecharon que el vehículo Renault se detuvo por un rompemuelles y dispararon a matar y encima le lanzaron una bomba a molotov para incendiar el auto. La crueldad quedó corroborada por los peritajes de la Policía.

Las declaraciones de los colaboradores eficaces fueron corroboradas en primer término los transportistas del lugar, quienes vieron huir velozmente a los sicarios, con dirección a Chimbote.

Incluso uno de los testigos que vio la fuga indicó: “el vehículo Suszuki iba a gran velocidad habiendo invadiendo el otro carril, en una maniobra temeraria ya que parecía que iba solo en dos llantas”.

Cruciales fueron los videos del pase por el peaje de Vesique de los vehiculos: primero el auto blanco de placa H1H-548 Suzuki a las 2:59.15’ p.m.; mientras que el negro H1P-058 de marca Changan modelo Benni, a las 2:59:54’.

También es determinante el video de seguridad ciudadana del 20 de octubre, que fue verificado por el colaborador eficaz N° 01, en el cual se ve al auto Daewoo modelo Tico, color amarillo de registro municipal 0775, el cual se estacionó en la calle Lima, a la altura del mercado Florida de Chimbote. De este auto el chofer sacó una mochila con las armas que entregó al “Gordo”. Esto sucedió a las 2:03.21’.

Además están las siete actas de reconocimiento de las fichas de Reniec de cada uno de los integrantes de esta banda.

El colaborador Eficaz 01 explicó del plan y los roles de cada uno de los integrantes de esta organización. Además este resulta ser uno de los autores materiales del crimen.

REPARTIJA. A las 8 de la noche de ese día, los sicarois se reunieron en la losa deportiva “El 14” de la urbanización Laderas del Norte, donde el “Chileno” repartió 5 mil soles. Ese dinero, según el fiscal, le fue entregado por Carlos Bazán dos horas antes. El día siguiente le entregó a el “Chileno” otra suma más de dinero.

Además había la promesa de darles más efectivo si Bazán tomaba el poder de la comuna.

CASANA, LA CABEZA. El fiscal consideró a Casana como la cabeza de todo el grupo señalando que todos los regidores le guardaban lealtad.

Además que en la mañana del 20 de octubre los concejales se reunieron en la casa del líder de “Somos Perú” en ese distrito.

Cuenta mucho la inspección del domicilio de Casana, donde se halló documentos de la gestión de la comuna, como expedientes técnicos y denuncias contra Ariza.

Para la fiscalía, Carlos Bazán pretendía recuperar la “inversión” de 200 mil soles que hizo en la campaña electoral de Casana y por eso era su ambición de tener el dominio de esta municipalidad.

El fiscal aseguró que “Renzo”, “Ojón” y “Tanaqui” terminaron por aceptar su participación en los hechos, descritos por los colaboradores eficaces.

SE DEFENDIERON. La defensa de los acusados cuestionaron que se haya generalizado a todos, sin individualizar la presunta responsabilidad de cada uno. 

Lo más leído