Áncash: Fiscales y testigos son interrogados por el asesinato de “La Mama”

Mientas, representantes del Ministerio Público que tienen a su cargo el caso “La Centralita” también llegaron a nuestra ciudad para realizar una serie de visitas a los inmuebles que presuntamente usaban los integrantes de la red del hoy preso César Álvarez. Ayer inspeccionaron la sede de la Subregión Pacífico
Áncash: Fiscales y testigos son interrogados por el asesinato de “La Mama”

Áncash: Fiscales y testigos son interrogados por el asesinato de “La Mama”

22 de Septiembre del 2016 - 10:45 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

Representantes del Ministerio Público de Lima iniciaron ayer en nuestra localidad una serie de diligencias en el marco de las investigaciones por el crimen de “La Mama” y el caso “La Centralita”; y como se sabe, en ambos procesos son investigados como principales responsables el exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, y el exgerente de la Subregión Pacífico y exalcalde de la provincia del Santa, Luis Arroyo Rojas.

En el marco del proceso por el homicidio de la denominada testigo clave, se realizó la toma de testimoniales. Para ayer fueron citados cuatro personas, entre las que figuran dos fiscales de Chimbote, quienes en su momento vieron casos vinculados al hecho de sangre.

En tanto, sobre el caso “La Centralita”, integrantes de la Fiscalía comenzaron una serie de visitas a los inmuebles donde, al parecer, operaban los integrantes de la presunta red criminal liderada por el exmandatario ancashino.

TESTIMONIOS. El responsable de la Tercera Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada contra la Criminalidad Organizada, Álvaro Rodas Farro, realizó la toma de testimoniales en la sede del Ministerio Público del distrito fiscal del Santa, ubicada en la avenida José Balta, en el marco de las investigaciones por el asesinato de Hilda Saldarriaga Bracamonte “La Mama”, considerada como la testigo clave del primer atentado que sufrió el exconsejero regional Ezequiel Nolasco Campos.

Para ayer fueron citados el fiscal provincial penal Manuel Arroyo Ramírez; el fiscal de Familia, Lorenzo Javier Melgarejo; el abogado José Carrasco Alvarado, quien habría sostenido varias conversaciones telefónicas con Saldarriaga; y Rosario de la Cruz Sifuentes, quien fue amiga de la víctima.

En tanto, para hoy está previsto que se presenten a dar sus testimonios el exjuez Jhonny Quispe Cuba, quien vio el caso del primer atentado que sufrió el exconsejero en julio de 2010; y los dos hijos de la agraviada.

RESPONDEN. Los dos fiscales del Santa que acudieron a la cita de ayer, brindaron declaraciones tras cumplir con esta diligencia, pero prefirieron no ahondar en detalles.

El primero en salir fue el fiscal Manuel Arroyo, quien mencionó que su colega Álvaro Rodas lo interrogó por la investigación que tuvo a su cargo contra el expolicía Ricardo Patiño Marmanillo, quien fue procesado por el delito de encubrimiento real por haber entorpecido las indagaciones por el atentado contra Ezequiel Nolasco. Este exagente fue acusado de haber convencido a “La Mama” de retractarse de sus declaraciones iniciales y mantenerse al margen, esto bajo un acuerdo económico.

“La investigación es reservada, pero (me preguntaron) sobre el caso que intervine y acusé al expolicía Patiño por encubrimiento real, por eso que lo condenan, y después no sé qué argumento tuvo la Sala que lo absuelve”, expresó, de forma breve, Arroyo.

El fiscal aseguró que no le incomoda haber sido citado, y que desconoce si lo van a volver a llamar.

El siguiente en salir del edificio del jirón José Balta, donde funciona la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada contra la Criminalidad Organizada del Santa, fue el fiscal Lorenzo Javier Melgarejo.

El magistrado señaló que Rodas Farro lo interrogó por las diligencias que realizó cuando tenía a su cargo el caso del primer atentado contra Ezequiel Nolasco.

“Yo intervine en esa investigación relacionado con el primer atentado, fue la Fiscalía a mi cargo la que tomó la investigación, por eso es la citación que me han hecho”, indicó.

Melgarejo precisó que las preguntas apuntaron principalmente a las declaraciones que le brindó Hilda Saldarriaga como principal testigo del mencionado hecho de sangre, en el que perdió la vida Roberto Torres Blas, hijo político del también exdirigente de construcción civil.

“Los puntos que han incidido son en base a la declaración de la testigo (Saldarriaga). He dicho todo lo que ha ocurrido, simplemente”, anotó.

El fiscal precisó que esta es la primera vez que declara en torno a este caso, pero que antes fue citado y no pudo presentarse pues se encontraba de licencia.

INVESTIGACIÓN. Como se sabe, el fiscal Álvaro Rodas solicitó investigar por ocho meses el caso de Hilda Saldarriaga que involucra hasta unas nueve personas, quienes serían responsables de los delitos de homicidio calificado, asociación ilícita para delinquir, encubrimiento real, omisión de denuncia y obstrucción a la justicia.

La Fiscalía infiere que “La Mama” fue asesinada porque estaba dispuesta a colaborar en las investigaciones del atentado contra Ezequiel Nolasco, en el que Luis Arroyo Rojas era considerado el autor intelectual.

“La Centralita”. Respecto al segundo caso, representantes de la Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios llegaron a nuestra localidad para realizar una serie de visitas a 19 locales que, presuntamente, eran usados por los implicados en el sonado caso “La Centralita”.

El mediodía de ayer, la fiscal adjunta Karen Velásquez Espinoza y el asistente David Alan Castillo llegaron hasta la Subregión Pacífico, en Nuevo Chimbote, para iniciar con estas diligencias.

En esta sede del Gobierno Regional de Áncash, los representantes de la Fiscalía recorrieron las instalaciones junto a la administradora para hacer tomas fotográficas y grabaciones de video. Luego, levantaron un acta de constatación.

Trascendió que esta visita tuvo como objetivo verificar la información que habrían dado algunos colaboradores eficaces, quienes señalan que el exgerente, Luís Arroyo Rojas, hoy preso en el penal de Piedras Gordas, recibía en este lugar a personas interesadas en los procesos de selección, licitaciones de obras públicas e incluso adjudicaciones de menor cuantía, para presuntamente negociar el conocido diezmo.

La visita no duró más de 20 minutos y la fiscal optó por no dar ningún tipo de declaración. 

Lo más leído