Fiscalía pide 26 años de prisión para Edwin Oviedo por homicidio calificado

Áncash: La geolocalización, una herramienta para luchar contra los extorsionadores

Nueva norma le permite a la Policía rastrear los equipos de telefonía que usan los delincuentes y lograr su captura

15 de Diciembre del 2015 - 10:44 » Textos: Miguel Ríos

Un extorsionador fue capturado en forma rápida luego de amenazar a un agricultor del distrito de Moro, en la provincia del Santa, en la región Áncash, si no le entregaba cuatro mil soles. 

Unos días después, con todas las pruebas en su contra, el delincuente no tuvo otra opción que aceptar su responsabilidad y fue condenado a 12 años de prisión. Lo que antes hubiese demorado muchos años, ahora se puede conseguir en poco tiempo. El caso mencionado es tan solo un ejemplo de eso.

Esta reciente captura fue posible gracias a las facultades que ahora tiene la Policía Nacional tras la promulgación en julio último del Decreto Legislativo 1182, norma que ha sido bautizada por algunos como la “Ley de Geolocalización”, la cual permite ubicar rápidamente, a través de los celulares, el lugar donde se encuentran las personas involucradas en modalidades delictivas como extorsiones o secuestros.

FLAGRANCIA. El jefe de la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia (Divicaj) de Chimbote, coronel PNP William Méndez Pachecho, señala que para valerse de esta nueva norma se deben cumplir ciertos requisitos. El principal de ellos, detalla, es la flagrancia delictiva, es decir, que el rastreo de los hampones se realice entre las 24 horas luego de haber perpetrado el ilícito.

“La geolocalización es una herramienta de trabajo para la Policía que se ha logrado a través de un dispositivo legal, el Decreto Legislativo 1182, va a permitir ubicar la situación o ubicación geográfica de determinados equipos telefónicos, obviamente que tienen que ser los teléfonos que están sujetos a investigación en caso de flagrancia delictiva”, explica.

En el caso del joven de 19 años identificado como Brandon Méndez Huiza, la captura se realizó a raíz de la denuncia de la víctima en el Departamento de Investigación Criminal (Depincri), unidad que forma parte de la Divicaj.

Tras obtener el número de celular que se utilizó para extorsionar al agricultor, el personal policial de Chimbote realizó las coordinaciones con la Unidad Especializada en Geolocalización de Lima, que se encarga de solicitar el rastreo a la empresa de telefonía correspondiente. Tras esta gestión se logró conocer que la persona que utilizó el equipo de telefonía se encontraba en el centro poblado de San Jacinto, distrito de Nepeña, zona en la que finalmente se concretizó la captura.

“El sistema de geolocalización nos permite acercarnos, darnos unas cordenadas sobre una aproximación donde pueda encontrarse el delincuente; luego ya viene el trabajo técnico de la Policía para hacer las indagaciones y lograr su ubicación y captura”, menciona Méndez Pacheco.

El alto oficial precisa que todo este trabajo se hace de manera conjunta con la Fiscalía, que luego debe encargarse de la convalidación judicial.

CASOS. El jefe de la Divicaj asegura que en los últimos meses los casos de extorsión se han reducido considerablemente. “Han bajado los números de denuncias con relación a tres o cuatro meses anteriores; estamos hablando de cuatro denuncias a la semana, antes habían de cuatro hasta cinco denuncias por día, pero obviamente lo que estamos buscando es reducir de manera considerable las extorsiones”, precisa.

En este sentido, el alto oficial mencionó que la creación este año del Equipo Especial Contra Extorsiones del Depincri ha permitido que la estadística sea cada vez menos alarmante. “La creación de este equipo permite trabajar de manera metódica y organizada sobretodo en lo que es la clasificación de los números telefónicos; hay un orden y permite comparar determinados números de teléfonos en cuantos hechos delictivos están participando. Antes no se estaba trabajando de esta forma porque los casos los agarraban grupos distintos, en cambio ahora la información la maneja un solo grupo. Esto permite un mejor análisis de la información que obviamente es lo que nos apoya para esclarecer estos hechos delictivos”, refiere Méndez Pacheco.

Más personal. Al respecto, el jefe de la Región Policial de Áncash, general PNP Juan Gálvez Escalante, indica que recientemente ha dispuesto algunos cambios a fin de combatir las extorsiones.

Detalla que se ha colocado a más personal en el Equipo Especial Contra Extorsiones, que ahora cuenta con 18 agentes que se dedican exclusivamente a resolver este tipo de modalidad delictiva. Antes solo habían ocho policías.

Asimismo, dijo que ha visto por conventiente designar a un mayor PNP para que dirija exclusivamente a este grupo de trabajo. “Estamos avanzando y usando el sistema de geolocalización. Se han incrementado efectivos en esa área y estamos trayendo a un mayor para que esté comandando, con lo cual creo que más adelante van a haber buenos resultados”, señala.

Asimismo, el jefe policial indica que en este mes, por las fiestas de fin de año, los casos de extorsiones podrían incrementarse. “Las denuncias han disminuido pero teniendo en cuenta las fiestas próximas, posiblemente se incrementen, porque estos delincuentes aprovechan esto para comenzar a incrementar las extorsiones; sin embargo, hemos visto conveniente repotenciar el equipo para evitar este tipo de delitos”, acota.

Lo más leído