Áncash: La justicia condena a 4 años de cárcel a Julio Cortez y Victoria Espinoza por malversación

Burgomaestre deberá apelar sentencia en su contra

23 de Diciembre del 2015 - 09:59 » Textos: Gonzalo Horna

La justicia halló responsable en primera instancia del delito de malversación de fondos al alcalde provisional del Santa, Julio Cortez Rojas y a su antecesora, la prófuga y suspendida alcaldesa, Victoria Espinoza García.

Ambos fueron condenados ayer a cuatros de años de cárcel y tres años de inhabilitación para ejercer la función pública porque habrían desvíado fondos transferidos a la Municipalidad Provincial del Santa (MPS) en Áncash por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento para fines distintos a los que los recibieron.

El ilícito habría sido cometido durante los años 2009 y 2010, períodos correspondientes al primer gobierno de Espinoza García en el que Julio Cortez se desempeñó como gerente municipal, máximo cargo de confianza dentro de la comuna.

La condena fue dispuesta por el titular del Primer Juzgado Unipersonal de la Corte de Justicia del Santa, David Aguilar Ponce, el mismo que sentenció anteriormente a Victoria Espinoza por el delito de enriquecimiento ilícito.

El magistrado consideró que debido al arraigo domiciliario así como la función que actualmente desempeña Cortez, su condena se hará efectiva recién cuando esta consentida en segunda instancia. Es decir, el burgomestre irá a la cárcel por cuatro años si es que la Sala de Apelaciones confirma la sentencia del juez Aguilar.

Para el caso de Victoria Espinoza, la condena se hará efectiva inmediatamente debido a la condición de prófuga de la justicia que actualmente mantiene. El juez dijo que se cursará a la Policía Judicial para su pronta ubicación y captura.

MÁS SENTENCIADOS. Durante la exposición de su fallo, el juez señaló que la mayor responsabilidad del delito era de la alcaldesa y del gerente municipal, sin embargo también dictó condena contra otros dos funcionarios de línea.

Elmer Llontop Virhuez, exjefe de Costos y Presupuestos, y Gabriela Vargas Alcántara, exjefa de Planificación de la comuna; recibieron una condena de 4 años suspendida a tres, no efectiva.

El juez determinó también inhabilitarlos por tres años para desempeñar cargos dentro de entidades públicas.

Aunque la Procuraduría Anticorrupción del Santa, planteó una reparación civil de 1 millón de soles de manera solidaría, el juez consideró que solo paguen 500 mil soles, también de manera solidaria, entre los cuatro procesados.

DESVÍO DE FONDOS. La acusación de la Fiscalía señala que 19 millones 985 788 soles transferidos a la comuna provincial, el 12 de diciembre de 2010 en el marco del Decreto Supremo 107- 2010 del Ministerio de Vivienda para obras en cinco sectores de Chimbote; fueron desvíados a obras totalmente ajenas a la finalidad por las que fueron abonados a las cuentas del ayuntamiento.

La acusación hecha por el fiscal anticorrupción, Laureano Añanca Chamba, planteaba que la supuesta malversación, habría causadon un perjuicio de 18 millones de soles, sin embargo, en su fallo, el juez dijo que el perjuicio económico fue - a su criterio - de 2 millones 925 mil 577 soles.

El juez demostró que a través de diversas notas de modificación presupuestal el dinero no se invirtió, del todo, en obras de saneamiento, tal como lo arguyaba la defensa de los imputados.

Así, por ejemplo, expuso que de los 19 millones 985 mil soles, se usaron 796 mil para equipamiento de la institución educativa 88001; 69 mil 238 soles para la contrucción de aulas en el colegio 88276 en La Campiña; 53 mil 210 soles para la construcción del parque María Altamirano en San Pedro; 431 mil soles 382 soles para la reconstrucción del parque César Vallejo Mendoza en la urbanización 21 de Abril, 468 mil soles para el complejo deportivo 21 de Abril y hasta millon 106 mil para el vívero municipal.

“Pregunto yo, si estas obras están dentro del rubro de saneamiento, yo considero que no”, señaló el juez.

Es más, según expuso el magistrado 700 mil soles pertenecientes a este presupuesto, también fueron destinados a la implementación de la red semafórica de Chimbote, sin embargo, no falló sobre ese aspecto, debido a que durante el proceso no se abordó esta situación.

“El dinero que recibieron por parte del Ministerio de Vivienda, no le pertenecía a la municipalidad, como para destinarlos a la ejecución de obras distintas. Los recursos fueron transferidos con un fin específico (...) la función ecomendada de estos presupuestos transferidos sí se afectó”, expresó el juez.

El organo de prueba contundente para fundamentar el fallo fue el informe pericial que elaboró la perito Margarito Lavandera, en el que se daba cuenta de las notas de modificación presupuestaria y los desvíos de los fondos.

AUSENTE. El juicio contra Julio Cortez y Victoria Espinoza por malversación de fondos se extendió por un poco más de cinco meses. Durante todas las diligencias, Cortez solo estuvo presente en las primeras y se acogió al derecho a guardar a silencio.A la de ayer, que era decisiva, tampoco asistió.

La autoridad municipal ya había adelantado que no se presentaría a la audiencia de ayer. Consideró “más importante” el acto de juramentación de la nueva alcaldesa de Samanco, Dora Loloy.

Sin embargo, cada vez que la prensa le consultaba sobre el tema decía estar tranquilo, que no le había robado un sol a la comuna y que si en caso lo sentenciaban, sería la primera vez que condenarían a una autoridad por hacer obras.

Ayer, tras la audiencia, Correo, llamó insistentemente al número de celular del burgomaestre para conocer sus impresiones tras el fallo en su contra, sin embargo no atendió el teléfono.

Fuentes de la comuna provincial, informaron a Correo que tras participar de la ceremonia en Samanco, el burgomaestre no regresó a su despacho.

Lo más leído