Contraloría realizará 126 intervenciones en Áncash

Para acompañar el proceso de reconstrucción con cambios, tras el Fenómeno del Niño Costero
Contraloría realizará 126 intervenciones en Áncash

Contraloría realizará 126 intervenciones en Áncash

11 de Noviembre del 2017 - 09:27 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

La Contraloría General de la República (CGR) planea realizar 126 intervenciones de proyectos, en la etapa de reconstrucción por el Fenómeno del Niño, en la región Áncash; los cuales cuentan con una inversión de más de 2 millones 667 mil soles.

En tanto, otras 1,366 intervenciones, con un monto de inversión de 653 mil soles, estarán vigilados por las veedurías ciudadanas. Los proyectos que tendrán el control de la población, debidamente capacitada por la Contraloría, son aquellos que no involucran mayor cantidad de recursos.

Esta información fue proporcionada por el mismo contralor general de la República, Nelson Shack Yalta, quien culminó su jornada de visita en Áncash, ayer con una reunión con los medios de comunicación en Chimbote.

CONTROLES. El plan de acción de la reconstrucción con cambios que ha diseñado la Contraloría, implica que la entidad no solo realice auditorías sino advertir de riesgos en las obras, antes de que estas se ejecuten.

“Se han diseñado los controles recurrentes para cambiar el esquema de que se actúa después de que se han culminado las obras. Lo que se hace es prevenir y acompañar el proceso para evitar que se ejecuten trabajos de mala manera”, explicó Shack.

El funcionario aseveró que los controles previos también suponen una simplificación del tiempo en cuanto a la elaboración de los informes, tras el análisis de las obras. Así, un informe de este tipo podrá conocerse en un plazo máximo de hasta una semana y además estarán al acceso de la población, ya que serán colgados en las página web de la institución.

Aunque reconoció que los informes recurrentes no tienen un carácter vinculante, explicó que con esto la Contraloría no dejará de lado su rol de sancionador administrativo de algún funcionario que incurra en alguna falta.

“Si encontramos faltas, obviamente las vamos a denunciar y vamos a exigir que se impongan las sanciones como corresponde”, subrayó.

EN PREVENCIÓN. Pero los reflectores de la Contraloría ya se han encendido y han iniciado intervenciones en las labores de prevención que vienen ejecutando entidades del Estado. En lo que respecta a Áncash, ya se han realizado cuatro intervenciones, siendo una de ellas la de los trabajos de descolmatación en el río Casma, en donde la Contraloría ha observado un retraso de hasta 44 días en el proceso de licitación y ha mostrado su preocupación debido a la proximidad de la temporada de lluvias.

REESTRUCTURACIÓN. La Contraloría ha planeado también solicitar facultades al Congreso de la República para que se realice una reestructuración y recomposición de la entidad. Esto implicará “un proceso de descentralización” con el cual se espera poder equipar a las oficinas de las regiones, tanto con logística así como con recurso humano.

Así, por ejemplo, en el caso de la Oficina de Control de Chimbote, se anunció que a fines de este año, se planea la integración de hasta 10 ingenieros y personal técnico, que se unirán a las 14 personas que ya cumplen labor operativa en este despacho.

Además se les dotará de laboratorios que permitan aplicar pruebas de luminol, medición de carpeta asfáltica y otros procedimientos complejos; lo cual servirá que para que se conozcan los resultados de las inspecciones de obras de manera inmediata.

SEGURIDAD. En otro momento, el contralor mostró su preocupación por las denuncias de extorsiones en las obras de prevención que se ejecutan en Huarmey y Chimbote, por lo que hizo una exhortación al Ministerio del Interior, gobiernos regionales, municipales y la misma Autoridad de la Reconstrucción con Cambios para que se adopten todas las medidas de seguridad del caso.