Fiscal que tiene sonados casos afirma que hay “situaciones anómalas”

Magistrado Laurano Añanca señala que “hay llamadas y seguimientos” que pondrían en peligro su integridad y que “los canales de inteligencia ya tienen conocimiento”
Fiscal que tiene sonados casos  afirma que hay “situaciones anómalas”

Fiscal que tiene sonados casos afirma que hay “situaciones anómalas”

11 de Agosto del 2018 - 09:39 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

El fiscal anticorrupción, Laureano Añanca Chumbe, es uno de los representantes del Ministerio Público más conocidos en Chimbote por las investigaciones que tiene a su cargo, ya que la mayoría de las pesquisas que conduce tienen la condición de “emblemáticas” y además apuntan a importantes autoridades en ejercicio de funciones. El magistrado esta vez revela que ha observado “situaciones anómalas”, que pretenderían atentar contra su seguridad.

En entrevista con Correo, luego de la diligencia de incautación de las viviendas en la pesquisa a al alcalde de Nuevo Chimbote, Valentín Fernández, Añanca dijo que este tipo de “situaciones anómalas” tienen que ver con llamadas - presuntamente amenazantes - y seguimiento.

“Hay situaciones anómalas sí pero en este momento por razones de seguridad no quisiera detallar”, declaró el fiscal.

Este Diario le consultó si alguna instancia superior tenía conocimiento de las situaciones a las que hace mención, a lo que él respondió que “los canales de inteligencia ya tienen conocimiento”.

Añanca remarcó que aún no puede determinar de quién pueden provenir estos actos de intimidación, de los que afirma sería víctima, porque aún se vienen realizando las indagaciones.

“Tampoco quisiera yo entrar en señalar ese tema (quién está detrás), es materia de análisis aún”, subrayó.

ANTECEDENTES. Esta no es la primera vez que Laureano Añanca denuncia algún tipo de amenazas o actos de amedrentamientos, producto de su ejercicio como persecutor del delito. En 2014, cuando le tocó sustentar los pedidos de prisión preventiva para el exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, y otras 58 personas por el caso “La Centralita”, también denunció movimiento extraños a su alrededor.

Precisamente, desde esa fecha se dispuso que un efectivo policial lo custodie de manera permanente. A la fecha, Añanca es uno de los siete fiscales del distrito fiscal del Santa que tiene asignado un policía para su cuidado.

SUS CASOS. Además del caso de Valentín Fernández, el fiscal Añanca tiene a su cargo investigaciones contra la exalcaldesa provincial del Santa, Victoria Espinoza García, contra quien incluso logró una sentencia de cuatro años de cárcel por el sonado caso de los semáforos “inteligentes” que actualmente la mantiene en condición de prófuga de la justicia.

De igual manera, el magistrado también tiene a su cargo la pesquisa contra el exgobernador regional de Áncash, Waldo Ríos Salcedo por el caso de los aportantes del millón de soles.

Otras investigaciones que vienen siendo realizadas por Añanca son las del coliseo cerrado Gran Chavín (cuyo plazo incluso fue adecuado al de una investigación de crimen organizado), y el de la construcción de la avenida José Pardo de Chimbote. Ambas obras fueron ejecutadas por el Gobierno Regional de Áncash (GRA) en la gestión de César Álvarez.

Añanca también será el fiscal que sustente la acusación contra Álvarez por el caso del Módulo de Justicia de Nuevo Chimbote, pesquisa que se encuentra en la etapa de juicio oral y por la cual piden ocho años de cárcel para el exmandatario ancashino.

INFORMES. Correo consultó con fuentes de la Fiscalía del Santa, quienes refirieron que hasta el momento no hay ningún informe oficial que haya sido elevado a la Presidencia de la Junta de Fiscales, sobre “las situaciones anómalas” a las que hace referencia el magistrado.

En la Sección de Investigación Criminal de Chimbote, informantes dijeron a este Diario que por el momento no hay ninguna investigación en curso, no obstante, subrayaron que eso no quiere decir que Inteligencia sí venga realizando algunas averiguaciones. 

Desayunos de Correo

Lo más leído