Fiscalía abre otra investigación en torno al escándalo del perfil Sisa

Tomando como base las declaraciones de un testigo con identidad reservada que fue interrogado en el juicio oral por este caso, despacho anticorrupción dispuso iniciar pesquisa preliminar contra Dirsse Valverde Varas, Samuelos Vasconcellos Boggios e Ismael García Rivera, por el delito de colusión
Fiscalía abre otra investigación en torno al escándalo del perfil Sisa

Fiscalía abre otra investigación en torno al escándalo del perfil Sisa

24 de Marzo del 2019 - 06:00 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

La Fiscalía Anticorrupción del Santa no ha dejado pasar por alto las declaraciones de un testigo en reserva, quien durante el juicio oral por el sonado caso Sisa, dio cuenta de que la finalidad habría sido favorecer a la cuestionada empresa Odebrecht con la ejecución de la primera etapa de Chinecas.

Como se sabe el caso Sisa se encuentra en pleno juicio oral y tiene como principal acusado al exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, para quien se pide 5 años de cárcel por la escandalosa sobrevalorización del estudio que llegó a costar 5 millones de soles.

Pues bien, durante el desarrollo de las diligencias - específicamente el 12 de noviembre del año pasado - el testigo con código de reserva 01-2016 que presentó el fiscal Carlos Roncal, narró hechos que para el Ministerio Público, justifican el porqué la Región aceptó pagar tanto por el expediente elaborado por la empresa. Según lo dicho por este testigo, en realidad, este estudio fue hecho a medida de Odebrecht a quien se le iba a entregar la buena pro para la primera etapa de Chinecas, con conocimiento - refiere el testigo - del entonces gobernador César Álvarez.

NUEVA PESQUISA

Estos dichos han servido para que el fiscal anticorrupción del Santa, Wilder Omar Delgado Flores, disponga el inicio de una investigación preliminar en contra del exgerente de Infraestructura de la Región, Dirsse Valverde Varas, Samuelos Vasconcellos Boggios (representante del consorcio Sisa) e Ismael García Rivera, exfuncionario del Proyecto Especial Chinecas y además cónyuge de la fiscal superior anticorrupción, Nancy Moreno Rivera.

De acuerdo a la disposición de inicio de la investigación preliminar a la que ha tenido acceso Correo, la indagación se desarrollará por 120 días. El Ministerio Público sospecha de la comisión del delito de colusión.

Como parte de las diligencias que actuará la Fiscalía en esta nueva pesquisa, se ha pedido que se remita el audio y vídeo de la audiencia en la que el testigo fue interrogado. Asimismo, se ha pedido al fiscal Carlos Roncal que proporcione información a fin de notificar a esta persona anónima, para ampliación de su declaración.

LOS HECHOS

Pero, ¿qué relató este testigo en reserva?. Sus dichos fueron contundentes, pero las personas a las que mencionó no estaban comprendidas en la investigación del caso Sisa, es por ello que la Fiscalía ha considerado conveniente abrir una carpeta aparte y someterlos a investigación.

Sucede que según el testigo los ahora investigados “habrían tenido participación en el proceso y ejecución de la elaboración” del cuestionado perfil Sisa.

Esta persona relató que en el entorno del entonces gobernador regional, César Álvarez, existían dos grupos : uno de ellos habría estado dirigido por el exasesor presidencial Martín Belaunde Lossio y el otro por Dirsse Valverde Varas, a quien la Fiscalía en el caso “La Centralita” ha considerado como el presunto testaferro de Álvarez y además el nexo entre la gestión del exmandatario y la empresa Odebrecht.

Pues bien, para que Sisa se pueda adjudicar el servicio de la elaboración del perfil, indica el testigo, las personas de Samuel Vasconcellos, Raymundo Nonato, Carlos Ruiz , Jorge Burgos y Belaunde Lossio; realizaron un viaje de Lima a Huaraz para presentar la propuesta de iniciativa pública - privada.

Lo que había planteado el grupo de Belaunde Lossio no se había cristalizado, según el testigo por “motivos que desconoce”. Sin embargo, en el juicio oral de Sisa, el colaborador eficaz 01-2017 sostuvo que hubo una controversia respecto al soborno que Odebrecht debería pagar para ser favorecida con el proceso : la firma brasileña pretendía pagar el 2,5% del valor del proyecto y Álvarez - a través de Martín Belaunde - habría pedido que sea el 10%.

No obstante, el testigo en reserva 01- 2016 ha dicho que las negociaciones con Odebrecht continuaron, pero esta vez a través de Dirsse Valverde, a quien sindica como el que entregaba algunos proyectos a empresas para que le sean adjudicados en el GRA, luego de dejar su cargo de gerente de Infraestructura. Esta modalidad habría sido empleada para el caso de Sisa.

Con los dichos de este testigo, el fiscal indica que como en la carpeta de origen el hecho ha sido calificado como colusión, corresponde someter a investigación a Dirsse Valverde Varas, Samuelos Vasconcellos Boggios e Ismael García River, por el mismo delito, pero en otra carpeta.

FACTOR SISA

Cabe recordar que en el juicio oral, el testigo TR1- 2017, señaló que existieron reuniones en Huaraz y Trujillo. En una de ellas, Álvarez dijo que “iba a dar todas las facilidades para llegar a ejecutar el proyecto (Chinecas), conviniendo con Raymundo Nonato Trindade Serra, gerente general de Odebrecht para que preparara una iniciativa privada para el proyecto Chinecas a fin de que sea evaluado por el consejo regional”.

Además, en la acusación fiscal contra César Álvarez por el caso Sisa, que ha revisado este diario, también se recoge la declaración testimonial de Guillermo Costas Moya, quien fue uno de los financistas de la primera campaña de Álvarez. De acuerdo a los dichos de Costas, se reunió con Álvarez para comunicarle que habían unos empresarios extranjeros que estaban interesados en invertir en la infraestructura de Chinecas. Es aquí que salta el nombre del exfuncionario Dirsse Valverde Varas, hombre clave para la relación Odebrecht - Álvarez.

Según contó Costas a la Fiscalía, Álvarez le dijo que lo converse con Valverde. El hombre de confianza del exgobernador, “le preguntó cómo era con el diezmo”, a los que el declarante respondió que él había venido “por el proyecto, no por el diezmo”. Entonces Valverde le dijo que “el comando le iba a tirar el proyecto por la cara”, infiriéndose que era necesario el pago de un soborno para que esta empresa pueda presentar su propuesta a favor de Chinecas

Lo más leído