Fiscalía acoge queja de César Álvarez en denuncia a jueces

Fiscalía Suprema de Control Interno considera declara nula la resolución de ODCI del Santa que rechazó la denuncia en contra de magistrados Quispe y Concepción Carhuancho en el marco del caso “La Centralita”
Fiscalía acoge queja de César Álvarez en denuncia a jueces

Fiscalía acoge queja de César Álvarez en denuncia a jueces

20 de Abril del 2018 - 09:10 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

La Fiscalía Suprema de Control Interno ha declarado fundado la apelación interpuesta por la defensa del exgobernador regional de ÁncashCésar Álvarez, en contra de una resolución que dispuso rechazar la denuncia interpuesta contra dos jueces de la Corte Superior de Justicia del Santa, quienes conocieron causas que involucraban a la exautoridad regional.

Se trata de denuncias interpuestas contra Susana Quispe Trujillo, en su actuación como titular del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria del Santa y contra Richard Concepción Carhuancho, en su calidad de juez del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria del Santa. A ambos magistrados acusa de haber incurrido en los presuntos delitos de prevaricato, abuso de autoridad y falsedad genérica. Adicionalmente, en el caso de Carhuancho, los abogados de Álvarez también lo acusan de haber incurrido en el delito de detención ilegal.

APELACIÓN. Las denuncias contra ambos jueces fueron rechazadas por la Oficina Desconcentrada de Control Interno (ODCI) de la Fiscalía del Santa, mediante la disposición 38-2017.

Ante esta decisión, la defensa de César Álvarez planteó un recurso de apelación porque consideró que sí existen elementos para que se inicie una investigación preliminar en contra de los jueces. Es así que en la disposición 191-2018, que lleva la firma del fiscal supremo Víctor Raúl Rodríguez Monteza, se dispone que el documento que libró a los jueces de las acusaciones de César Álvarez quede sin efecto, declarando fundado su recurso de apelación.

SIN MOTIVACIÓN. La disposición del fiscal supremo Víctor Rodríguez, ordena devolver los actuados al ODCI del Santa y además considera que su decisión de primera instancia no estuvo adecuadamente motivada.

Uno de sus fundamentos es que si bien ODCI emitió pronunciamiento respecto a los cargos imputados contra los magistrados Quispe Trujillo y Concepción Carhuancho por los presuntos delitos de prevaricato, abuso de autoridad, falsedad genérica y detención ilegal, lo habría hecho “sin contar con los medios probatorios idóneos para establecer la existencia o no de responsabilidad penal de parte de los jueces denunciados”.

En ese sentido, la Fiscalía Suprema de Control Interno, ha señalado que antes de que ODCI emita un nuevo pronunciamiento sobre la denuncia, deberá apertura una investigación preliminar contra los jueces, a efectos de recabar algunos documentos como la resolución número 19 del 2 de abril de 2014, emitida por la jueza Quispe, la resolución número 20 del 8 de abril de ese mismo año emitida por el juez Concepción, así como el requerimiento de prisión preventiva presentado por la Fiscalía contra Álvarez y la disposición judicial que declara fundada esta medida coercitiva.

“Por tanto no observándose en la disposición materia de alzada suficiente sustento fáctico, este Supremo Despacho determina que la ODCI- Santa incurrió en motivación aparente”, se lee en la disposición de la Fiscalía Suprema a la que accedió Correo.

ACUSACIONES. La denuncia contra ambos jueces tiene que ver con sus decisiones en torno al sonado caso “La Centralita”, cuando el expediente era ventilado en la Corte Superior de Justicia del Santa.

En el caso de la jueza Quispe Trujillo, la defensa de Álvarez cuestiona que se haya inhibido (alejado) de ventilar la carpeta en su despacho. La magistrada tomó esta decisión argumentando que había participado de la capacitación que pagó el Gobierno Regional de Áncash (GRA) a jueces cuando Álvarez era presidente regional.

Sin embargo, el abogado del exgobernador sostiene que se habría apartado del caso con causales “inexistentes” para ello. No obstante, la ODCI Santa consideró que no se podía afirmar que la jueza faltó a la verdad, ya que el artículo 53 del Código Penal Procesal Penal señala que el magistrado puede solicitar la inhibición siempre y cuando exista otra causa fundada, con motivos graves que afecten la parcialidad de sus decisiones.

Sobre la imputación de “detención ilegal” que se le hace al juez Concepción Carhuancho, está referida a la orden de prisión preventiva de 18 meses que dictó en mayo de 2014 el magistrado en contra de Álvarez por “La Centralita”. La defensa del investigado indica que esta decisión no fue adecuadamente motivada. Sin embargo, ODCI del Santa opinó “que no se advierte que el mencionado magistrado maliciosamente o sin motivo legal, haya dispuesto el internamiento del ahora denunciante en un establecimiento penitenciario, toda vez que, al existir un requerimiento de prisión preventiva por parte del Ministerio Público, el juez denunciado dentro de sus funciones y atribuciones citó a audiencias y emitió la resolución correspondiente”.

La ODCI del Santa, agrega además que la decisión de dictar prisión preventiva en contra de Álvarez, fue revisada por una instancia superior, que fue la Sala de Apelaciones del Santa, la cual confirmó la medida coercitiva.

Con esta decisión ODCI deberá volver a emitir un nuevo pronunciamiento. 

Lo más leído