Hampones roban en jardín y orinan en útiles, mientras de Pronoei se llevan hasta lavamanos

Directora dice que es la cuarta vez que sustraen material de centro inicial de El Carmen y exige investigación
Hampones roban en jardín y orinan en útiles, mientras de Pronoei se llevan hasta lavamanos

Hampones roban en jardín y orinan en útiles, mientras de Pronoei se llevan hasta lavamanos

14 de Agosto del 2018 - 10:16 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

Inescrupulososo hampones continúan perjudicando la educación de decenas de niños. En dos hechos distintos, robaron en un jardín de niños de la urbanización El Carmen, en Chimbote, donde además de apoderarse de diversos implementos, también miccionaron en los utiles escolares. Mientras, que en un Pronoei sureño, los facinersos se llevaron hasta el lavamanos.

El primer suceso ocurrió la madrugada de ayer. Los delincuentes ingresaron al centro de inicial N° 317 de Chimbote y sustrajeron útiles escolares de los niños.

Sin embargo, lo más indignante fue que los facinerosos orinaron en los táperes donde las profesoras guardan material educativo.

CUARTO ROBO. Las docentes informaron a RSD que este es el cuarto robo de útiles escolares que se registra en este plantel.

La directora Ana Castillo Campos contó que los casos anteriores han sido denunciados ante la Policía y se ha derivado a la Fiscalía para las averiguaciones correspondientes, pero aún no hay resultados. Dijo que este robo también será denunciado en la Comisaría 21 de Abril.

“Los delincuentes se llevaron tijeras, gomas, colores, témperas y materiales de uso diario de los niños; pero lo más indignante es que se hayan orinado en los recipientes donde guardamos los materiales”, manifestó la profesora del aula celeste, Liliana Vásquez Reyes.

Otra profesora del aula rosada también se mostró indignada porque los delincuentes se llevaron material y orinaron en los recipientes de latas donde guardaba plumones.

HASTA EL LAVAMANOS. En otro hecho, los delincuentes se llevaron hasta el lavamanos del Pronoei Estrellitas de Dios, ubicado en el asentamiento humano Teresa de Calcuta. Los facinerosos hicieron un forado en el techo de canalón para ingresar al pequeño salón y robar desde juegos infantiles hasta sábanas y colchones que usaban los menores de edad. Todo el lugar quedó completamente desordenado luego de la incursión de los ladrones. 

Lo más leído