Pescadores piden mejor control en desembarque de anchoveta

Mañana inicia la primera temporada en la zona norte-centro, para la cual se ha establecido una cuota de 3.3 millones de toneladas
Pescadores piden mejor control en desembarque de anchoveta

Pescadores piden mejor control en desembarque de anchoveta

11 de Abril del 2018 - 08:57 » Textos: Miguel Ríos » Fotos: Correo

Los primeros resultados de la pesca exploratoria de anchoveta han sido ligeramente positivos con una moda -en la mayoría de casos- de 13.5 centímetros, así lo revelan la cifras oficiales del Instituto del Mar del Perú (Imarpe).

Según estos reportes, el sábado último -día en que inició la pesca exploratoria- se logró desembarcar 24,689 toneladas de anchoveta en los diversos puertos. En el caso de Chimbote, aquel día las naves industriales desembarcaron 5,191 toneladas y las naves industriales de madera, 1,393 toneladas. En ambos casos, la moda fue de 13.5 centímetros. Vale precisar que para ser considerada anchoveta juvenil, la especie debe medir menos de 12 centímetros.

En tanto, el domingo, se desembarcó 31,321 toneladas de anchoveta. De este total, en el puerto de Chimbote las naves industriales desembarcaron 2,757 toneladas con una moda de 13 centímetros y en el caso de las naves industriales de madera, se desembarcó 1,313 toneladas de anchoveta con una moda de 12.5 centímetros.

RESOLUCIÓN. Según la Resolución Ministerial N° 142-2018 emitida por el Ministerio de la Producción (Produce) la semana pasada, la pesca exploratoria se prolongará hasta hoy miércoles. En tanto, desde las 00:00 horas de mañana se ha determinado el inicio oficial de la primera temporada de pesca de anchoveta del presente año en la zona norte-centro del Perú.

En la mencionada resolución se hace mención al informe de Imarpe, que establece que el actual stock de anchoveta es de 10.86 millones de toneladas.

“Esta cifra es 35% superior al promedio de todas las observaciones de verano desde 1994 a la actualidad, 79% superior a la observada durante el invierno 2017 y 40% superior a la observada durante el verano de 2017”, se lee en la norma.

También se precisa que “el porcentaje de juveniles en número fue de 62% y en peso 35%”. Vale precisar que esta cifra es mucho menor a la registrada en noviembre del año pasado, con el cual se autorizó el inicio de la segunda temporada del 2017; en aquella oportunidad el porcentaje de especie en tallas menores en número era de 96% y en peso 67%. En tanto, el stock era de 6.06 millones de toneladas.

Para la primera temporada del presente año, Produce ha establecido una cuota de 3.3 millones de toneladas. La resolución ministerial no fija una fecha límite para que se cierre la temporada, solo establece que se ordenará la veda cuando se haya capturado toda la cuota o por recomendación del Imarpe, “por circunstancias ambientales o biológicas”.

Durante su última visita a Chimbote, el ministro de la Producción, Daniel Córdova Cayo, consideró que la primera temporada de pesca debido al stock de 10.86 millones de toneladas, uno de los más altos de los últimos 24 años.

“Estamos muy satisfechos porque desde 1994 no tenemos un stock de anchoveta de los niveles que tenemos ahora. Según los primeros reportes de la pesca exploratoria, la situación va muy bien, vamos a tener un gran año de pesca”, expresó.

Asimismo, sostuvo que la cuota de 3.3 millones de toneladas, 17% más que la primera temporada del año pasado, se fijó en base a los estudios científicos del Imarpe.

“Estamos en niveles bastante adecuados para la cuota que hemos dado, ese es un tema importante”, refirió el representante del Ejecutivo.

OBSERVACIONES. El hecho de que se vuelva a aprobar el inicio de la temporada de pesca inmediatamente después de realizarse la pesca exploratoria, que precisamente debe servir para tener un panorama más certero de la actual situación de la biomasa, ha sido objeto de cuestionamientos por parte de los pescadores.

“Con los datos más certeros de la pesca exploratoria se podría haber determinado el volumen, se hubiese tenido una foto más certera”, expresó el asesor del sindicato de pescadores José Olaya Balandra, César Córdova Ponce.

Asimismo, mencionó que el mayor problema que se presenta durante el desarrollo de la pesca son las cifras de los desembarques, respecto al porcentaje de juveniles.

“Se debe tomar mucho en cuenta los informes de las supervisoras, las que están encargadas del control y la vigilancia en los puntos de descarga porque eso deja mucho que desear. Eso genera malestar de los pescadores”, expresó.

Detalló que muchas veces los mismos pescadores, durante sus faenas, dan cuenta de la presencia elevada de especie juvenil o en desove, pero cuando se realiza el registro en los muelles las cifras no reflejan esta realidad.

Precisó que es necesario que exista trasparencia en las cifras, a fin de que se ordene el cierre en las zonas donde se han encontrado juveniles y de esta manera no se atente contra el recurso.

“Es necesario cumplir con las recomendaciones. Aquí dice adoptar las medidas de manejo necesario para garantizar la protección de la fracción juvenil del stop y que permitan redirigir las áres de pesca hacia zonas de predominación de adultos”, indicó.

Por último, Córdova recordó que la anterior temporada se culminó por el reclamo de los pescadores, quienes dieron cuenta de la alta presencia de peladilla y el inicio de la etapa de desove.

“Lo que queremos es establecer el mecanismo de protección a esa biomasa, si tenemos una biomasa saludable a buena hora, pero hay que hacerle recordar al ministro que la pesca se paró por la presión que ejercimos nosotros, no fue por la voluntad del ministerio”, declaró. 

Lo más leído