Chofer salva de milagro tras estrellar su camión contra vivienda en Abancay

Tras varias horas de denodados esfuerzos de bomberos y policías
Chofer salva de milagro tras estrellar su camión contra vivienda en Abancay

Chofer salva de milagro tras estrellar su camión contra vivienda en Abancay

04 de Julio del 2017 - 09:18 » Textos: Correo Cusco » Fotos: Correo Cusco

Casi tres horas tuvieron que emplear bomberos y policías para rescatar al chófer que quedó atrapado entre los fierros retorcidos de la cabina del camión que conducía instantes después de estrellarse contra la pared de un local comercial situado en una céntrica calle de la ciudad de Abancay, en Apurímac.

El accidente de tránsito se registró cerca de las 10:30 horas del último lunes en la intersección de los jirones Arequipa y Arica, el cual se habría originado por una falla en el sistema de frenos dejando a otras cuatro personas heridas que iban sobre la tolva del vehículo siniestrado.

Gualberto Velásquez (40) conductor del camión Fuso con placa de rodaje D9K-932 transportaba bolsas de pegamento en polvo para mayólicas y pese a las circunstancias en que se encontraba mantuvo el control de su vehículo para evitar una tragedia mayor.

Debido al peso y la dificultad de detenerlo, la máquina se empotró contra la pared del local comercial dedicado a la venta de componentes electrónicos, llevando la peor parte el conductor, especialmente sus piernas que quedaron atrapadas entre un amasijo de fierros retorcidos.

Los demás heridos identificados como Kevin Sequeiros (22), Abraham León (28), Wilber Ccollcca (23), presentaban contusiones en diferentes partes del cuerpo, mientras que Valentín Ccollcca (39), sufrió un severo traumatismo craneal por lo que fue internado en la unidad de trauma shock.

Durante el rescate Velásquez Díaz estuvo consciente y quejándose de dolor de la pierna derecha constantemente.

El personal rescatista tuvo que emplear barretas, máquinas moladoras y tijeras hidráulicas prestadas de empresas privadas para cumplir con su sacrificada labor, de lo contrario, otra hubiera sido la suerte del piloto, posteriormente estabilizado en la unidad de emergencia del hospital regional.