La historia de Mateito, el niño cusqueño que inventó una alarma temprana para sismos (FOTOS)

Su caso se ha vuelto viral ¿pero qué hay detrás del escolar que busca salvar miles de vidas?

26 de Septiembre del 2017 - 12:05 » Textos: J. Sequeiros » Fotos: J. Sequeiros

La Feria de Ciencia y Tecnología Eureka - Cusco, sirvió para que el escolar Mateo Huamán (08) saliera a la palestra luego de presentar su proyecto para la construcción de una alerta temprana para sismos, el carisma y entrega del estudiante de la I.E. Humberto Luna, concitó la atención de más de uno, ¿pero qué hay detrás del niño cuyo sueño es salvar miles de vidas frente a los desastres?

Mateito, como lo llaman de cariño en su colegio, cursa el segundo año de primaria y es bastante conocido por ser uno de los más pequeños de su salón, pero uno de los más grandes en cuanto a entrega y tesón en sus proyectos y estudios.

"Mateo es una persona muy amable y carismática, pese a que no entra en confianza muy rápidamente, se nota su educación y valores(...), luego que se hizo 'famoso' por el reportaje que le hicieron en Correo, su caso se viralizó y el lunes en la formación todo mundo hablaba de él y lo felicitaba, en medio del izamiento hicimos un alto para saludarlo y brindarle un voto de aplausos por su proyecto", citó la docente Amanda Huayta, directora de primaria de Humberto Luna.

ENTRE EL TRABAJO Y LOS ESTUDIOS

Mateito vive en una zona alejada de Cusco y tiene que viajar un trecho bastante largo para llegar a su colegio, pero cita que su papá lo apoya en todo y está al tanto de él siempre, sobre todo ahora, que ya no vive con su mamá.

"Mi papá se levanta muy temprano cada mañana, a veces me da pereza pero tengo que levantarme a la misma hora para ayudarle a lavar su carro, él es taxista y recorre todo Cusco buscando pasajeros, lo bueno es que nos vemos para la hora de comer y le cuento cómo me fue en el colegio, él me quiere mucho", refiere el estudiante.

El menor también cita que fue su papá quien lo ayudó con el proyecto, pasando largas horas de trabajo en su casa a fin de afinar los detalles de su sistema de alerta temprana para sismos.

"Hice el proyecto junto a mi papá, él sabe de conexiones y esas cosas, nos preparamos durante mucho tiempo antes de la feria de tecnología y después de la feria no me dejó llevar la maqueta al colegio para mostrarla a mis amigos por miedo a que se malogre (risas)", comentó Mateo.

UNA INICIATIVA QUE NECESITA APOYO. 

Una de las más felices con los reconocimientos que recibió Mateito es su profesora de salón, la docente Herlinda Arévalo, quien mencionó que proyectos de esta naturaleza deben de ser apoyados por los gobiernos regionales y el Estado, a fin de no perder talentos que nacen y se desarrollan en los colegios, pero que al salir fugan por falta de oportunidades.

"El proyecto de Mateo es bastante simple y fácil de entender, si se tecnifica y llega a ser producido de la mano de científicos e ingenieros puede resultar de mucha ayuda en Cusco, el Perú y el mundo(...) a diario vemos cómo cientos de personas mueren por los sismos, porque no hay sistemas de alarma temprana que puedan utilizarse en las zonas más alejadas y pobres, el proyecto de Mateito busca cambiar la muerte por vida y ayudar a millones de personas, es hora de ayudarlo a él", señaló la maestra.

De esta manera dejamos a Mateito en su colegio, atento a clases desde la primera carpeta a la izquierda de su salón, desde este lugar cita verlo todo, estar al tanto de las lecciones y sobre todo oír a la profesora, en medio del ruido de la calle y de sus compañeros, que según él, no logrará distraerlo jamás.

También puede leer: Sorprendente: Este niño cusqueño inventó una alerta temprana para sismos (VIDEO)

Lo más leído