Ministro de Transportes dejó plantados a pobladores en Apurímac

​Por causas “logísticas” según explicó no llegó a Tambobamba para anuncio oficial de nuevo puente
Ministro de Transportes dejó plantados a pobladores en Apurímac

Ministro de Transportes dejó plantados a pobladores en Apurímac

30 de Enero del 2018 - 10:27 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

El desánimo se dejó sentir con fuerza entre los pobladores de Tambobamba cuando se enteraron que el ministro de Transportes Bruno Giuffra no llegaría a esta localidad enclavada en el corazón de los Andes apurimeños porque no había condiciones “logísticas” para hacerlo.

Con antelación las comunidades se prepararon para hacer realidad esta vieja aspiración que tiene más de 50 años de espera, el inicio de la construcción del puente Kutuctay sobre el río Apurímac que unirá al distrito de Chinchaypuquio (provincia de Anta), en Cusco.

Desde muy temprano, autoridades municipales, comuneros y representantes de Minera Las Bambas se congregaron en la plaza principal de Tambobamba para participar en el anuncio oficial de la construcción del anhelado puente, el cual demandará una inversión de 34 millones 303 mil soles, financiada mediante la modalidad de obras por impuestos.

Fue el propio alcalde provincial, Valentín Flores, quien transmitió la noticia que el titular de Transportes no llegaría a la cita. Bruno Giuffra no tuvo oportunidad para afirmar que la interrupción de su viaje se debía por mal tiempo, lo cierto, es que había un radiante solo desde las primeras horas de la mañana hasta bien entrada la tarde, contrariamente a los pronósticos y alertas del Senamhi.

Para salvar la situación, el ministro se comprometió en asistir para el jueves 1 de febrero, asegurando que en los próximos meses y con el apoyo de la empresa privada culminarán los estudios respectivos para colocar la primera piedra en agosto de este año, según sus propias declaraciones.

Por su parte, el exalcalde de Tambobamba, Darío Chauca, y uno de los principales promotores de esta obra, fustigó duramente al ministro por no haber asistido a la actividad la misma que fue organizada con antelación.

La exautoridad señaló que era la segunda vez que desairaba al pueblo de cotabambino, reclamándole que la palabra se respeta, así como los compromisos asumidos.

De culminarse esta obra, las localidades apurimeñas asentadas en la zona llegarán en forma más rápida al Cusco, reduciéndose en dos horas y media el tiempo de viaje empleado, comparándolo con la vía que cruza el río Apurímac en el sector de Huallpachaca.