Pobladores de Challhuahuacho se movilizan acusando corrupción en la comuna local

​Gerente Municipal Mario Martínez con las horas contadas. Firmó contrato un día después de detención de alcalde Antolín Chipani por obra de 16 millones 604 mil 534 soles.
Pobladores de Challhuahuacho se movilizan acusando corrupción en la comuna local

Pobladores de Challhuahuacho se movilizan acusando corrupción en la comuna local

16 de Abril del 2018 - 09:37 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

Esta mañana dirigentes comunales y barriales anunciaron la convocatoria a una movilización por las calles del distrito en rechazo a los actos de corrupción que involucran a su principal autoridad y funcionarios de confianza de la Municipalidad Distrital de Challhuahuacho, en Apurímac.

Se informó que luego de la marcha sostendrán una asamblea general en la plaza principal del distrito donde abordarán temas como la destitución funcionarios, intervención de la Contraloría, así como la construcción del nuevo palacio municipal valorizado en 16 millones 604 mil 534 soles, entre otros puntos más.

Asimismo, exigirán la renuncia del gerente municipal Mario Martínez Calderón a quien acusan de ser el responsable de los hechos pocos transparentes sucedidos en la municipalidad y que conllevaron a la detención del alcalde Antolín Chipani y su secretario general, Dionisio Maldonado, aunque él afirma que no tiene nada que ver.

El viernes último, durante declaraciones prestadas a la salida de la Corte Superior de Justicia de Apurímac, adelantaba sobre esta asamblea y las presiones que está recibiendo de varios dirigentes que pretenden convertirse en “proveedores” y “trabajadores” de las obras municipales, como sucede con el proyecto de los 27 centros deportivos culturales aún por licitarse y contratarse.

“Este lunes (hoy) se realizará una reunión donde habrá muchas presiones (…) si éstas son fuertes, seguramente estaré renunciando… todo dependerá del acuerdo que lleguemos con los presidentes de las comunidades”, enfatizó. Aunque de por sí, Martínez Calderón daba por descontada su salida.

¿Qué hay detrás de la firma de este contrato? Durante los alegatos presentados por la fiscalía anticorrupción que conllevaron a la prisión preventiva del alcalde Antolín Chipani, la contratista Mery Choque Huicho –también investigada- habría entregado la suma de 30 mil soles como “adelanto” a un servidor de la municipalidad por la buena pro otorgada al Consorcio Perú Andino que ejecutará la cuestionada obra.

Lo cuestionable, es que un día después del allanamiento a la vivienda y detención de Chipani Lima, es decir, el 16 de marzo, Mario Martínez firmó el contrato N° 089-2018-MDCH-GM a favor del Consorcio Perú Andino conformado por las empresas MAVYC EIRL, EDYCONS Inmobiliaria e Inversiones SAC y TOPASA Ingenieros EIRL.

Además de haber sido autorizado por el mismo Chipani Lima para culminar con este procedimiento, Mario Martínez otorgó al consorcio el 30% del total de la obra (10% por adelanto directo y 20% por adelanto de materiales).

Se conoció también tras el estallido de la crisis, los regidores solicitaron al gerente municipal para que no firme ningún documento mientras se esclarecía la situación del alcalde, sin embargo, no

tomó en cuenta sus pedidos, alegando que estaba cumpliendo con los procedimientos y normas establecidas.

Hasta hoy, la Municipalidad de Challhuahuacho es dirigida por el citado funcionario porque los regidores no quieren asumir ninguna responsabilidad administrativa ante el temor de terminar embarrados al igual que Chipani Lima.

Tratando de desmarcarse de lo inevitable, Martínez Calderón dijo que no pondría las manos al fuego caliente por su alcalde, ya que cada uno es responsable de asumir sus actos, “él sabrá lo que hace, yo sé lo que estoy haciendo y respondo por mí, no por otra persona”, concluyó.