Policía desaloja a universitarios que tomaron local en Abancay (FOTOS)

Ingresaron por la fuerza la madrugada del miércoles. Retuvieron a seis guachimanes

28 de Diciembre del 2017 - 11:20 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

Un grupo de estudiantes universitarios que la madrugada del último miércoles tomaron por la fuerza las instalaciones de la sede central de la Universidad Tecnológica de Los Andes (UTEA), en Abancay, fueron desalojados por la Policía horas después de impedir el normal desarrollo de las actividades académicas. 

Unos 42 jóvenes, la mayoría de ellos pertenecientes a la Facultad de Ingeniería Civil se parapetaron dentro de sus instalaciones exigiendo una serie de mejoras internas, así como el reinicio de las clases en la subsede de la localidad de Curahuasi, cuyo funcionamiento fue observado porque esta universidad se encuentra en proceso de licenciamiento ante la Sunedu.

Los revoltosos para mantener su medida de fuerza se instalaron en la parte más alta de una construcción de ocho pisos ubicada en el interior de la misma universidad desde donde lanzaron ladrillos y otros objetos contundentes contra la Policía.

La intervención al local tomado se realizó por requerimiento del rector de esa casa superior de estudios, Ramiro Trujillo Román, con el propósito de desalojar a los estudiantes.

Mientras esto ocurría en los exteriores, numerosos estudiantes intentaban llamar la atención de sus demás compañeros para enfrentarse con los policías que hicieron uso de bombas lacrimógenas para dispersar a los grupos que se habían formado.

Cerca de las 11 de la mañana, un fuerte contingente de policías antidisturbios ingresó a la sede universitaria en medio de una lluvia de ladrillos y fierros que eran lanzados por los estudiantes desde pisos superiores.

Durante la recuperación se escucharon bombas lacrimógenas y disparos de perdigón. Rato después la mayoría de los revoltosos fueron reducidos, mientras que varios de ellos, donde se encontraba uno de los cabecillas de la toma, lograron fugarse lanzándose por una pared situada en la parte lateral de dicha sede.

En total fueron intervenidos 42 estudiantes, donde además se encontraban cinco menores de edad y dos mujeres. Todos ellos fueron trasladados a Seguridad del Estado de la Región Policial de Apurímac, permaneciendo hasta altas horas de la noche brindando sus declaraciones.

Trascendió que tres de los universitarios cuyas identidades no se pudo tener acceso, serían estudiantes de la Universidad Nacional Micaela Bastidas (Unamba).

Voceros del Ministerio Público, informaron que el fiscal a cargo de la investigación tiene 48 horas de plazo para determinar la condición legal de los intervenidos y disponer de diligencias adicionales según sea el caso.

EN EL HOSPITAL. Cerca de las 6 de la tarde, cinco estudiantes ingresaron a la unidad de emergencias para que el personal asistencial cure las heridas superficiales y contusiones sufridas. Al término de la atención retornaron a la sede policial para rendir su manifestación.

Estos fueron identificados como Martín Bueso Castro (32), Saúl Buendía Martínez (18), Sheldon Pedraza Leo (21), Franklin Aróstegui Borda (25) y Andrés Contreras Lopinta (25).

Hasta el cierre de la edición, el rector de esta casa superior de estudios no brindó declaraciones y tampoco los órganos de gobierno se pronunciaron sobre los sucesos ocurridos.

Lo más leído