Captan a decano de facultad ebrio en interior de la Unamba

​Estuvo bebiendo con estudiantes en sede universitaria. Ese mismo día fue víctima de robo al salir de centro nocturno
Captan a decano de facultad ebrio en interior de la Unamba

Captan a decano de facultad ebrio en interior de la Unamba

27 de Octubre del 2017 - 08:57 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

El decano de la Facultad de Administración de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (Unamba), Mauro Huayapa Huaynacho (50) fue captado en estado de ebriedad en el interior de esta casa superior de estudios.

El video fue publicado en las redes sociales el 24 de octubre de este año durante la fiesta de cachimbos organizada por la mencionada facultad y realizada días antes (19 de octubre).

Huayapa Huaynacho acompañado de otra persona a sabiendas que era grabado en una oficina de la misma universidad, por los muebles y computadoras que se observan, balbuceando justificaba el deplorable estado en que se encontraba.

“Soy el decano de la Facultad de Administración y estos saliendo de la fiesta que hubo del cachimbo”, se le oyó decir.

Durante la grabación también se visualiza que su acompañante le mete el dedo en la boca justo en el momento que bostezaba, dejando mucho que decir sobre el comportamiento de un docente universitario.

En esta universidad el consumo de bebidas alcohólicas entre profesores y estudiantes es un hecho recurrente, sin caer en generalidades, pero se trata de la primera vez que se difunden imágenes de una autoridad universitaria en ese lamentable e indignante estado.

HURTO. Pero la gran juerga de Huayapa Huaynacho no terminó ese día, sino, se prolongó hasta la madrugada del día 20.

Una denuncia asentada a las 7:50 de la mañana en la Comisaría de Abancay de esa misma fecha da cuenta de un hurto cometido contra este docente y Mauro Condori Álvarez (36), el acompañante que aparece en el video.

Según el mismo parte, ambas personas salieron de una conocida discoteca del centro de la ciudad al promediar las 5 de la mañana tomando un taxi con el propósito que los lleve a una caldería.

Al momento de bajarse, y en completo estado de ebriedad, no se percataron que sus celulares y dinero fueron hurtados por el taxista que minutos antes los había trasladado, huyendo con dirección hacía la avenida Seoane.