​Cirujanos devuelven la sonrisa a niño que lloraba todo el tiempo

Debido a una obstrucción, lagrimeaba sin parar y su rostro ya había sido dañado seriamente
​Cirujanos devuelven la sonrisa a niño que lloraba todo el tiempo

​Cirujanos devuelven la sonrisa a niño que lloraba todo el tiempo

12 de Junio del 2017 - 10:08 » Textos: Cesar Vélit » Fotos: Correo

Las personas que lo conocen, lo llamaban “El niño triste”, pues daba la impresión de que nunca dejaba de llorar, sin embargo el menor sufría de obstrucción en las vías lacrimales e incluso su rostro estaba dañado debido al continuo e incesante lagrimeo, por ello fue operado de emergencia.

El llamativo y conmovedor caso ocurrió en el Hospital Regional de Huancavelica, donde fue internado el pequeño de iniciales F.M.C. (4).

Según explicó el Oftalmólogo Fredy Quispe Huamán, quien atendió al menor, este padecía de obstrucción congénita de vía lacrimal y dacriocistitis, esta última es una infección e inflamación del saco lacrimal, en palabras sencillas, la glándula que produce las lágrimas y debe drenar hacia los conductos lacrimales estaba obstruida , por ello no había pase de las mismas hacia las vías nasales.

“Debido a este problema el niño parecía estar llorando siempre y las lágrimas le habían lastimado el rostro, produciendo una dermatitis”, indicó Quispe Huamán.

AL QUIRÓFANO. El pequeño, quien vive en el barrio de Santa Ana y llegó al hospital acompañado por su madre, ingresó a sala de cirugía, donde los galenos, Fredy Quispe y Rosa Alvarado Villacorta, le practicaron una dacriocistorrinostomía, como expresaron los especialistas, este procedimiento consiste en canalizar la vía lacrimal, colocándole una zonda de silicona que comunica los ojos con la nariz.

Afortunadamente la intervención quirúrgica resultó exitosa y el “Niño triste” ya no lagrimea ni tiene la apariencia de estar siempre llorando.

Cabe señalar que el costo de las atenciones y operación del infante fueron cubiertos por el Seguro Integral de Salud (SIS).

TRATAMIENTO. El menor tendrá que seguir acudiendo al hospital para que los especialistas le realicen chequeos continuos.