​Comerciantes del mercado en riesgo ante cableado eléctrico deteriorado

Exigen mantenimiento del sistema eléctrico que data de hace muchos años

08 de Junio del 2018 - 10:01 » Textos: Correo » Fotos: Correo

La instalación del sistema eléctrico data desde hace muchos años y se encuentra deteriorado, lo que significa un alto peligro tanto para usuarios como para comerciantes, quienes solicitan que el municipio realice el mantenimiento.

Según los vendedores, la instalación se hizo hace unos 5 años y las canaletas por donde pasan los cables se han llenado de agua, además hay cables expuestos y son un alto riesgo. De hecho ya ocurrieron cortocircuitos que, afortunadamente, no pasaron a mayores.

Los puntos más críticos se presentan en la sección de verduras, lácteos y comidas, pero el problema es casi en todo el mercado.

SIN PRESUPUESTO. El administrador del mercado, Dionisio Zúñiga Castro, dijo haber recibido varias quejas de los comerciantes y concluyó que es urgente este trabajo, por lo cual se encuentran haciendo coordinaciones con los dirigentes, pero la traba es que no cuentan con presupuesto.

“Nosotros estamos coordinando la reparación del cableado eléctrico, el problema es que no tenemos presupuesto. Nos han pedido más de 30 mil soles, sólo la reinstalación, sin el material, pero estamos viendo que se requiere aproximadamente 50 mil con todos los materiales”, sostuvo Zúñiga, quien aseguró que pese a todo, la renovación del sistema eléctrico sí se realizará de todas formas.

TECHO. Asimismo, otro problema es el techo que se encuentra con las calaminas rajadas y lleno de desperdicios y basura, lo cual también da un mal aspecto.

“Yo mismo he tenido que tapar ese hueco con un triplay. Desde la explosión que pasó hace varios años, hasta la fecha no nos atienden. Nuestros hermanos comerciantes están trabajando hasta con goteras, esto es una bomba de tiempo”, señaló hace poco el secretario de Defensa del Mercado de Abastos de Huancavelica, Ferrer Sedano.

EXPLOSIÓN. La explosión a la que el dirigente hizo referencia ocurrió el 1 de diciembre del 2015 y desde entonces -afirman- el municipio sólo colocó unas calaminas para tapar el forado que quedó a consecuencia de ese hecho.