​Policía y pobladores se enfrentan, piden justicia para Luz Diana 

Enfrentamiento ocurrió afuera del Instituto de Medicina Legal, donde estaba internado el cadáver
​Policía y pobladores se enfrentan, piden justicia para Luz Diana 

​Policía y pobladores se enfrentan, piden justicia para Luz Diana 

18 de Febrero del 2017 - 01:02 » Textos: Cesar Vélit » Fotos: Cesar Vélit

La sangre casi llega al río luego de que familiares de Luz Diana y decenas de pobladores se enfrentaron a la Policía, afuera del Instituto de Medicina Legal, donde permanecía el cadáver de la joven madre y gestante, que pereció ahogada en el río Ichu.

300 personas aproximadamente llegaron a la morgue para apoyar a la familia

Ni bien se enteraron del hallazgo del cuerpo y que iba ser internado en la morgue de Huancavelica, decenas de espontáneos llegaron al lugar para mostrar solidaridad con la familia, y pedían justicia.

Desde el primer momento, el ambiente que se vivió fue de bastante tensión, pues los pobladores tuvieron conocimiento que dentro de Medicina Legal se hallaba el Fiscal que lleva el caso. Los ciudadanos exigían que el servidor público explique porqué no solicitó prisión preventiva para el presunto responsable de la muerte de Luz Diana.

CAOS Y TRIFULCA. Mientras los familiares esperaban la salida del cadáver por la puerta del Instituto de Medicina ubicado en el jirón Torre Tagle, el citado Fiscal abandonó la institución a bordo de su vehículo y por una puerta lateral, lo que desató la ira de los concurrentes, que persiguieron el vehículo lanzando piedras y otros objetos contundentes.

Ante está situación los efectivos policiales que se hallaban resguardando el lugar intervinieron pero fueron atacados por la turba que exigía justicia. Incluso algunos custodios quedaron golpeados tras ser impactados por los objetos, afortunadamente luego de unos minutos, la tranquilidad retornó.

Faltando quince minutos para las 16:00 horas, el cadáver de Luz Diana fue sacado del Instituto de Medicina Legal en un ataúd, y la población lo paseó por las principales calles de la Tierra del Mercurio, el ambiente era de mucho pesar y no faltaron las arengas de pedidos de justicia, además de reproches a las autoridades a quienes culpaban de la tragedia ocurrida.