Por primera vez tres distritos de Huancavelica elegirán a sus alcaldes

Más de 2600 pobaldores irán alas urnas este 10 de diciembre
Por primera vez tres distritos de Huancavelica elegirán a sus alcaldes

Por primera vez tres distritos de Huancavelica elegirán a sus alcaldes

22 de Noviembre del 2017 - 18:11 » Textos: Correo » Fotos: Correo

Este 10 de diciembre, tres distritos de Huancavelica elegirán por primera vez a sus alcaldes y es que estas localidades en la provincia de Tayacaja, fueron creadas recientemente. Roble, Pichos y Santiago de Tucuma, (donde participarán una, tres y dos listas de candidatos respectivamente) elegirán alcalde y cinco regidores.

De acuerdo con un reporte de la Central de Operaciones del Proceso Electoral (COPE) del JNE, están habilitados para sufragar 647 electores en Roble, 1,233 en Pichos y 830 en Santiago de Tucuma, los cuales hacen un total de 2,710 ciudadanos (1,278 hombres y 1,432 mujeres).

Compete al Jurado Electoral Especial (JEE) de Huancayo, con sede en esta ciudad y presidido por el doctor Miguel Ángel Arias Alfaro, ejercer en primera instancia la función de impartir justicia electoral sobre tachas, impugnaciones y nulidades que surjan de estos comicios.

Asimismo, calificar la presentación del plan de gobierno distrital y las hojas de vida de los candidatos y, en su oportunidad, proclamar a la lista ganadora y entregar las respectivas credenciales.

En tanto, corresponde al JNE resolver, en instancia final y definitiva, los asuntos jurisdiccionales, desplegar acciones de fiscalización de la legalidad del proceso y desarrollar una campaña de educación cívico-electoral con el fin de lograr una participación ciudadana responsable e informada.

PUBLICIDAD PROHIBIDA

En aplicación de la ley electoral, en los tres distritos mencionados está prohibida la difusión de publicidad estatal, con excepción de aquellas que tengan carácter de impostergable necesidad o utilidad pública, así como de la propaganda electoral en actos públicos y en instalaciones del Estado. Además, rige la norma que obliga a los funcionarios y autoridades políticas a mantener la neutralidad.