​San Antonio de Antaparco en riesgo de desaparecer por crecida del río Cachi

Alrededor de 300 personas están expuestos al peligro ante un posible desborde

27 de Enero del 2017 - 13:19 » Textos: Raúl Zubilete » Fotos: Correo

Mientras que la atención de autoridades y la población está centrada en lo que ocurre en Lircay por el incremento del caudal del río Sicra, en San Antonio de Antaparco - Angaraes, también piden la atención de las autoridades regional y el gobierno central.

Puesto que el río Cachi, también aumentó su caudal luego de las torrenciales precipitaciones ocurridas en las zonas altas del distrito lirqueño.

La preocupación de la crecida del río Cachi, la dio a conocer el alcalde de San Antonio de Antaparco, Mario Huamán, quien detalló que desde hace dos semanas se evidenció el incremento del caudal del afluente, que incluso es más peligroso que el Opamayo y el Sicra de Lircay.

Detalló que el 2014 también hubo un desborde y causó daños lamentables.

Sin embargo, Huamán Pariona dijo que no solo el Cachi pone en peligro a la población de Antaparco, sino también están los riachuelos de Ñahuinhuaycco y Chilcapampa.

Detalló que el Ñahuinhuaycco, en la época de los 70 causó la mayor tragedia en Antaparco. “Se llevó todo. Desaparecieron casonas, iglesias y casas”, señaló la autoridad. En tanto Chilcapama puede afectar a dos comunidades.

EN RIESGO. Debido a su ubicación, en Antaparco están en constante riesgo alrededor de 300 personas, puesto que solo gaviones vienen protegiendo al distrito.

Dentro del área de riesgo, además de viviendas, está construido el local de la municipalidad distrital, puesto de salud, prefectura, instituciones educativas y locales de entidades públicas.

PEDIDO. De otro el burgomaestre de Antaparco, detalló que actualmente viene gestionando recursos ante el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), puesto que las autoridades de la provincia y región no apoyan.

“Encárgate tú, me dicen. Nosotros no tenemos recursos suficientes”, detalló al tiempo de indicar que muchos de sus proyectos, hasta ahora están sin atención.

AFLUENTE. El río Cachi desemboca en el río Mantaro y es el límite natural entre Ayacucho y Huancavelica.

Lo más leído