​Advierten: humo de vicharras es más dañino que el humo del cigarrillo 

En la región Junín gran parte de la población de la zona rural está expuesta a enfermedades crónicas
​Advierten: humo de vicharras es más dañino que el humo del cigarrillo 

​Advierten: humo de vicharras es más dañino que el humo del cigarrillo 

23 de Mayo del 2017 - 09:31 » Textos: Olivia Medina » Fotos: Correo

A pocos días de celebrarse el Día Mundial Sin Tabaco o Día del No Fumador, los especialistas aseguran que la población de la región Junín, está empezando a fumar a más temprana edad y la población de mujeres fumadoras se ha incrementado. Pero hay algo más alarmante y más dañino aún, la inhalación del humo de leña en los hogares.

La organización Mundial de la Salud (OMS), define al humo de la leña como “el asesino de la cocina”, porque ocasiona un millón y medio de defunciones anuales.

CONSECUENCIAS. El sub director del hospital Daniel Alcides Carrión, Daniel Yumpo, refiere que la inhalación del humo de las cocinas a leña causa enfermedades pulmonares crónicas.

Entre los síntomas que se detectan son la dificultad al respirar, expectoración inusual, tos crónica e inflamación bronquial.

Los síntomas se presentan de manera tardía y no es curable, pero el tratamiento retrasa la progresividad. El primer paso es retirar al paciente del lugar donde inhala el humo, luego se puede aplicar oxigenoterapia, corticoides inhalados o sistémicos, broncodilatadores, antibióticos y rehabilitación respiratoria, señaló.

Incluso, refiere el médico, que una buena cantidad de casos de cáncer al pulmón tienen antecedentes de haber estado expuestos al humo de las cocinas a leña, la mayoría de ellos son amas de casa.

Por ello recomienda el galeno que se use cocinas mejoradas para evitar los problemas de salud crónico.

FUMADORES. De otro lado, el neumólogo dijo que la edad en la que los adolescentes están iniciando con el consumo de cigarrillos en Junín es de trece años.

PRECISIONES. Según la jefa de Salud mental de la Diresa Jaqueline Palomino, los jóvenes empiezan a fumar por presión social.