Ladrón llora luego de ser castigado y amarrado a un poste (VIDEO)

La víctima llamó a sus vecinos y entre todos agarraron al ladrón
Ladrón llora luego de ser castigado y amarrado a un poste (VIDEO)

Ladrón llora luego de ser castigado y amarrado a un poste (VIDEO)

09 de Noviembre del 2017 - 09:00 » Textos: Rosario Rodríguez » Fotos: Cortesía

Lloró desconsoladamente, diciendo que no tenía para comer y por eso cometió el robo, pero, ni con sus lágrimas pudo cambiar su suerte. Se trata de Junior Kevin Beltrán Huamán de 22 años, antes de ser capturado por los vecinos de Azapampa, había entrado a una casa a robar bienes, aprovechando que la familia estaba ausente. Cuando el presunto ladrón se llevaba varios artículos en dos bolsas, apareció el propietario del inmueble que reconoció sus enseres y pidió auxilio. Los vecinos capturaron al pillo y lo ataron a un poste de alumbrado eléctrico.

SE EXCUSA. Todo ocurrió ayer al promediar las 12:30 horas. Los moradores cansados de los constantes hurtos en esta zona, despojaron de sus prendas de vestir y castigaron al detenido. Enterados de la captura, serenos del distrito de Chilca, llegaron al pasaje Túpac Amaru y el jirón José Olaya donde tenían atado al joven que entró a hurtar la casa de Manuel Sumayllo Poma (36). El agraviado se percató que el facineroso se llevaba diversas pertenencias de una casa, aprovechando que no había nadie.

Al ser reducido y golpeado, el pillo se puso a llorar pidiendo perdón. “Tengo hambre no he comido, por eso lo hice”, repetía cabizbajo, suplicando perdón.

ANTECEDENTES. Los serenos al llegar conocieron que el intervenido Junior Beltrán, es natural de San Martín de Pangoa y en sus pertenencias se halló una orden de detención por el presunto delito contra el patrimonio y suplantación cometida en octubre de este año. El documento era firmado por efectivos de la comisaría de Chilca.

Cuando los serenos llegaron hallaron al joven atado con una soga al poste, semidesnudo y sollozando. La turba que quería linchar al detenido, le puso un letrero en el pecho que decía : “soy ladrón”. Luego de dialogar con los vecinos los agentes desataron al joven intervenido para llevarlo a la comisaría.

Antes, los moradores le advirtieron que si vuelven a capturarlo, lo quemarán vivo. “Uno no puede estar tranquilo ni en su casa, un descuido y te roban. A tí te gusta hacer llorar a la gente, les quitas lo poco que tienen, porqué no trabajas aunque sea de peón o limpiando. Nadie te negará un plato dew comida si haces el bien”, le decían los vecinos que le dieron un escarmiento a Junior para que no vuelva a cometer fechorías. El implicado fue llevado a la Fiscalía.