​Cardenal Pedro Barreto: "Los pecadores pueden cambiar, los corruptos no"

Máximo representante de la Iglesia Católica causa emoción en su recorrido por el penal de Huancayo

17 de Julio del 2018 - 15:57 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Carmen Ramos

Los reclusos cuyos rostros están marcados por un pasado difícil, se pusieron de rodillas y en cuclillas al ver ingresar al Cardenal del Perú, Pedro Barreto Jimeno a la cárcel. Aunque muchos ya lo conocen, está es su primera visita como máximo representante de la Iglesia Católica en el país que llega a un recinto carcelario. 

En la capilla, estos hombres privados de su libertad, lucían sus ponchos celestes y cantaban en el coro. Su semblante era distinto, ellos querían ser vistos de otra manera y hasta dijeron que no son los malos como mucha gente piensa.

CORRUPCIÓN. En la misa Pedro Barreto, cuestionó la corrupción existente en el país, al referirse nuevamente a los audios de los jueces supremos y miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, que han remecido el país. “Los pecadores sí, los corruptos no, porque están con esa maraña de personas corruptas como ellos y tienen que cuidarse”, exclamó al dar a entender que los presos pueden cambiar, más no los corruptos.

EXSEMINARISTA. Asimismo, habló del exseminarista, Oscar Véliz Félix, sentenciado a cadena perpetua por haber abusado sexualmente de un niño de 10 años cuando el menor se preparaba para ser monaguillo en los años 2012 y 2013. El hecho ocurrió en la vivienda del menor y en la misma Catedral de Huancayo.

“Fue un joven que terminó su formación pero no fue diácono ni sacerdote, y fue una espina clavada para mí. Yo estuve en Roma el 27 de junio cuando él fue sentenciado a cadena perpetua, esto no debe repetirse y nosotros debemos luchar contra esta perversión sea quien sea”, declaró a la salida del penal, a donde precisamente irá el exseminarista, una vez que sea capturado. 

Durante años, cuando, realizaba su labor pastoral en Huancayo, Pedro Barreto, cruzó los barrotes de la cárcel muchas veces, allí casó a los internos con sus parejas, en el bautizo, la primera comunión y confirmación. “Le damos la bienvenida, Cardenal Pedro Barreto, somos internos que estamos muchos años presos, queremos perdirle que sea un mediador de nosotros ante los jueces y fiscales”, mencionó el recluso Correa. El Cardenal también expresó su preocupación por el hacinamiento existente en el penal de Huancayo, donde existen 2227 internos, cuando su capacidad es solo para 680.

El pastor de la Iglesia, recibió varios obsequios durante la misa y su recorrido por los talleres, como cuadros con su rostro, unos zapatos de charol, pero lo que más le gustó fue una taza de Universitario de Deportes.

“El Inpe se viste de honor al recibir al Cardenal, sabemos que va a visitar muchos penales más para llevar su palabra a quienes están privados de libertad”, manifestó el vicepresidente del Inpe, Javier Llaque Moya.

Lo más leído