​Desastres naturales obligan al reasentamiento de 300 familias

Poblaciones de la selva central fueron sepultadas por huaycos en 2015, 2016 y 2017
​Desastres naturales obligan al reasentamiento de 300 familias

​Desastres naturales obligan al reasentamiento de 300 familias

06 de Marzo del 2018 - 10:12 » Textos: Ana Cecilia Matías » Fotos: Correo

Al menos 300 familias de las localidades de Villa Junín y Puerto Prado del distrito de Río Tambo y Pampa Hermosa (Satipo), atraviesan un proceso de reasentamiento, luego que distintos desastres naturales, afectaran su población, de 2015 a 2017.

PLAN. Recientemente el Comité Multisectorial de reasentamientos del Gobierno Regional de Junín (GRJ), aprobó el Plan para el Reasentamiento del centro poblado de Puerto Prado, afectado por un deslizamiento de tierra en 2017.

El plan, realizado con el asesoramiento de Centro Nacional de Estimación y Prevención del Riesgo de Desastres (Cenepred) prevé, en una primera etapa, el traslado de 50 familias al paraje El Papayal (Puerto Ocopa) sobre un sector de 20 hectáreas, que compró la Municipalidad Distrital de Río Tambo. “El terreno da para la totalidad de las familias (más de 150) y el equipamientyo respectivo. Por ahora se encuentra en el proceso de saneamiento físico legal en Registros Públicos. este proceso no debe durar más de 30 días”, explicó el subgerente regional de Denfensa Civil. En simultáneo se trabaja en la aprobación de la habilitación urbana , y la adquisición de viviendas prefabricadas.

“Uno de los trámites que más demora es la delimitación de la faja marginal que desarrolla la Autoridad Administrativa del Agua de Ucayali; sin embargo es urgente el reasentamiento de la población porque hay tres quebradas inactivas que podrían sepultar, esta vez a todo el poblado”, agregó.

El proceso de reasentamiento está más avanzado en Villa Junín, que en 2015 sufrió el deslizamiento del cerro Chismi. En este caso más de 50 familias, ya cuentan con un terreno y módulos de viviendas, y esperan redes de electrificación y saneamiento. Al contrario, el proceso más retrasado y casi sin avance ha sido el del reasentamiento de la población de Pampa Hermosa que en 2016 fue víctima de cuatro huaycos que arrasaron un centenar de familias. Vasquez Loayza, aseguró que antes de los desastres, las autoridades no realizaron un análisis de evaluación de riesgo para permitir la instalación de viviendas.

PELIGRO. Por su parte, el técnico del Área Provincial de Defensa Civil, Abencio Anchiraico, advirtió que en Huancayo también existen sectores vulnerables a deslizamientos, principalmente los ubicados en las laderas. “Estas deberían tener una habilitación urbana especial, con muros de contención y redes de desagüe pluvial que no atraviese las viviendas. Sin embargo quienes se asentaron no tomaron dichas medidas”, explicó. Entre los sectores de más riesgo se encuentran Torre-Torre, Fortaleza, Las Rosas, y otras, las que también son más vulnerables a los sismos. Otros sectores de viviendas en riesgo son los ubicados en las fajas marginales de los ríos Mantaro Shullcas y Chilca. El barrio Salcedo, el AA.HH. Santa Rosa y otros corren peligro.

Lo más leído