Capellán trabaja en hospital aliviando el dolor de los enfermos y curando el alma

​No es médico, pero dice "las palabras curan"
Capellán trabaja en hospital aliviando el dolor de los enfermos y curando el alma

Capellán trabaja en hospital aliviando el dolor de los enfermos y curando el alma

15 de Mayo del 2018 - 11:58 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Carmen Ramos

No es un médico, tampoco enfermero o técnico asistencial, pero siempre está correteando en las salas donde permanecen los enfermos, quienes piden su presencia, porque el padre Enrique Mendoza, tiene la virtud de curar el alma.

“A mi me compete trabajar con los pacientes, sus familias y hasta el personal de salud, aquí la gente llega en un estado crítico e irreversible, otros están esperando una operación o tienen enfermedades que les demandará mucho tiempo sanarse, en ese tránsito tratamos de sosegar la angustia y el miedo que ellos tienen, los pacientes piden que oremos por ellos y hasta demandan una confesión”, comentó el capellán.

MILAGROS. En muchas ocasiones, fue testigo de como personas desahuciadas por la medicina lograron salvarse, como el caso de un varón que vive tras terminar con un desarmador en la cabeza, además siempre consuela a los ancianos que a veces son abandonados en el hospital por sus familiares. Muchos pacientes desahuciados le piden su bendición, y las madres piden que sus hijos sean bautizados, entonces se encarga de preparar la misa junto a los voluntarios. Además sensibiliza al personal de salud a que brinde un trato digno a los enfermos, que pasarán sus últimos días en el hospital.

PERMANENCIA. Dieciocho años lleva como capellán el padre Enrique. En el hospital Carrión ya está más de dos años en su labor pastoral.

Lo más leído