En medio de feroz balacera incautan 114 kilos de cocaína de alta pureza (FOTOS)

Los Sinchis de Mazamari intervinieron un camión pero metros atrás venía una motocicleta cuyo conductor abrió fuego contra los agentes

30 de Mayo del 2018 - 17:37 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Cortesía

Luego de un fuego cruzado entre agentes del orden y miembros del narcotráfico, se incautaron 114 kilos de droga de alta pureza que era trasladada en una camioneta en paquetes embalados tipo ladrillo y que tenía como marca un pegaso (caballo con alas de la mitología griega).

La división de  “Los Sinchis” de Mazamari realizaban un operativo a la altura del sector Boca Sonaro, distrito San Martin de Pangoa, provincia Satipo, región Junín. e intervinieron un camión de placa M1T-537 que iba procedente del Vraem.  Los agentes se acercaron a la unidad cuando se dieron cuenta que una moto se acercaba y su conductor inició a disparar contra los Sinchis, que en una rápida reacción repelieron el fuego. El motociclista abandonó su unidad y huyó.

Una vez asegurada la zona, en la tolva del camión se halló un costal de polietileno de color negro, al hacer un registro visual de las zonas aledañas, se encontró a unos metros de la camioneta intervenida, cuatro costales de polietileno color negro y un arma de guerra fusil AKM de fabricación coreana, con dos cacerinas abastecidas con munición calibre 7.62x39 mm.

Todo fue incautado en presencia de los fiscales antidrogas Getulio Córdova Cuellar y Rómulo Vergara Chaca, de la Fiscalía Antidrogas La Merced-Chanchamayo. También se detuvo al chofer de la camioneta identificado como Dionicio Camarena Julcarima.

En las instalaciones antidrogas de la base de los Sinchis de Mazamari abrieron los 5 costales y hallaron 176 paquetes precintados de forma rectangular tipo ladrillo, de color blanco, forrados con cinta de embalaje beige y que estaban señalados con la figura de un pegaso y las iniciales AMG que al ser sometidos a la prueba de campo arrojaron positivo para alcaloide de cocaína (clorhidrato de cocaína de alta pureza).

Los 114 kilos fueron remitidos a la  OFICRI-DIRANDRO-PNP Lima, para su análisis químico, pesaje e internamiento correspondiente, para continuar con las investigaciones respectivas de acuerdo a ley.

La droga habría sido acopiada en la zona de Llochegua y Mayapo, jurisdicción del VRAEM., para ser trasladados en botes con motor fuera de borda por el río Ene, hasta el Puerto Porvenir, luego continuar por vía terrestre en vehículos por la ruta de Porvenir, Pangoa y Mazamari, custodiados por sicarios y remanentes de Sendero Luminoso, a cambio de recibir cupos de dinero producto del narcotráfico. Posteriormente continuaría su recorrido con destino a Atalaya, donde existirían pistas de aterrizaje clandestina, para enviar la droga por vía aérea en avionetas de matrícula extranjera con destino a Bolivia y Europa.

Lo más leído