Golpea a su madre hasta dejarla grave y baila al ser detenido en comisaría (VIDEO)

Anciana podría perder los ojos a causa de la golpiza. El sujeto se puso violento al ser intervenido

22 de Abril del 2018 - 12:38 » Textos: Herson Alcántara » Fotos: Ángel Ramón

Un sujeto golpeó salvajemente a su madre, la dejó inconsciente y apunto de perder los dos ojos, debido a las graves lesiones que le ocasionó. A las 17.30 horas de ayer, un varón semimojado, descalzo y con mirada perdida gritaba incoherencias y se golpeaba la cabeza en la pared. Decía que quería morir, que lo mataran pero al mismo tiempo movía los pies como si tratara de marchar, bailar o quizás sufría de incontinencia urinaria.

Era David Cóndor Q. (38), quien minutos antes fue reducido por un efectivo de la Policía Nacional en la intersección de la Av. Alameda y el Jr. Medusa de la Cooperativa Santa Isabel de Huancayo. Fue sindicado de atacar a escobazos a su madre, solo porque ella no habría limpiado correctamente su cocina.

HERIDO

Curiosamente, minutos antes, David salió a la calle para solicitar apoyo. Buscó a un policía para pedir ayuda y lo guió hasta su domicilio ubicado en la cuadra dos del Jr. Medusa. Le indicó que su madre estaba herida en el segundo piso y luego intentó huir. Cuando el suboficial Ortiz subió al segundo piso de la vivienda N° 213, halló a Justa Quintana Huaranga (67) sentada en el suelo y gritando por ayuda. Cubría sus ojos con sus manos mientras otras partes de su rostro sangraban.

El agente solicitó apoyo y personal de Samur llegó para auxiliar a Justa. Ella dijo que su hijo la atacó con una escoba reclamándole por la cocina y quería arrancarle los ojos. Fue llevada al hospital Carrión, donde le diagnosticaron heridas palpebrales bilateral, herida contusa del ángulo interior de los párpados, labios y contusión del globo ocular con hundimiento. Ahora podría perder ambos ojos.

En tanto, David quedó detenido por tentativa de parricidio y se presume que sufre de esquizofrenia y será investigado.

INVESTIGAN

Al cierre de esta edición peritos de criminalística llevaron a David a la casa de Justa para la inspección respectiva.