​Granada de guerra moviliza a comuneros y policías en Huari

Agentes de la Policía especializada en desactivación de explosivos acudieron
​Granada de guerra moviliza a comuneros y policías en Huari

​Granada de guerra moviliza a comuneros y policías en Huari

14 de Marzo del 2017 - 10:56 » Textos: Herson Alcántara » Fotos: Correo

Una granada de guerra fue abandonada en el puente de Huari (Chilca) y esto movilizó a policías vecinos y comerciantes de la zona. Su explosión pudo causar graves daños entre los vecinos del distrito, las ruinas arqueológicas de Huari y menores que jugaban en la zona. El hallazgo lo realizó un comerciante del lugar a las 17 horas y llamó a la Policía. Agentes de la comisaría de Chilca llegaron al lugar y al constatar el hallazgo del explosivo comunicaron del hecho al agente especializado en manejos de explosivos, el suboficial brigadier PNP Edilberto Noriega Balladares.

TENSIÓN. Por más de una hora se vivieron minutos de tensión en la zona. A la llegada de Noriega a la zona, éste ingresó a la zona protegida para evitar personas heridas. Tras veinte minutos de trabajo, el efectivo, por medio de una cuerda detonante para el explosivo, logró destruir la amenaza. “Es un granada negra tipo piña, sin espoleta de seguridad y un poco oxidada”, refirió el agente. Además manifestó que una mala manipulación de armamentos como estos puede ocasionar graves lesiones. “Su explosión afecta a todo lo que este ubicado en 50 metros a la redonda. Por fortuna no hubo heridos”, dijo Noriega. En tanto los vecinos refirieron que no se percataron quien halla podido abandonar dicho explosivo en la zona y pudo destruir los restos arqueológicos de Huari.

En tanto las autoridades instan a la población que si hacen el hallazgo de este tipo de explosivos en otras zonas, es mejor evitar acercarse porque podrían ocasionar que se active y lamentar tristes consecuencias. El arma hallada pudo ser dejada por ex militares o presuntos terroristas.

MERCADO. Las autoridades refieren que muchos de estos explosivos son adquiridos en el mercado negro para extorsionar.