​Histórica morgue a la cual llevaban a víctimas del terrorismo fue demolida 

Beneficencia instalará en el lugar negocio para beneficio de albergues de niños y ancianos
​Histórica morgue a la cual llevaban a víctimas del terrorismo fue demolida 

​Histórica morgue a la cual llevaban a víctimas del terrorismo fue demolida 

09 de Enero del 2018 - 09:44 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Carmen Ramos

En la época del terrorismos en los años 80 y 90, los cadáveres de las víctimas de las matanzas y aten tados eran trasladadas a la morgue judicial de Huancayo, ubicada en el jirón Junín.

En aquellos años, era usual ver cadáveres en fila al interior del local, que no estaba cercado, según comentan personas que recuerdan aquelllos tiempos. Los familiares concurrían a reconocer a su padre, madre, hijos, hermanos o algún otro pariente, que había sido victimado.

QUE DESTINO LE DARÁN. Este local que nos recuerdan una de las épocas más sangrientas de la región Central, finalmente fue demolido, por la Sociedad de Beneficiencia de Huancayo, que en el lugar culminará la construcción de oficinas administrativas, donde brindarán servicios funerarios para la población de Huancayo.

El presidente del directorio de la Sociedad de Beneficencia de Huancayo, Tobías Molina informó que fue demolido el ambiente donde estaban las cámaras de conservación, donde internaban a los cadáveres, antes de ser entregados a sus familiares.

Refirió que el local fue sometido a una fumigación por el grado de contaminación con el cual quedó, luego que el local a cargo del Ministerio Público dejó de funcionar.

FUE CEDIDO. Durante años, el local de la morgue fue dado en cesión de uso al Ministerio Público, luego el local retornó a poder de la Sociedad de Beneficiencia de Huancayo, cuando construyeron un nuevo local para la morgue judicial ubicado en la Carretera Central en el distrito de Hualhuas.

Ahora, el local será remodelado para el funcionamiento de oficinas administrativas donde brindarán servicios funenarios, pero no se realizarán velatorios, ya que con las nuevas normas esta prohibida esta actividad, por estar al lado de una institución educativa y cercano a un hospital y ante el riesgo de contaminación que pueden generar los cadáveres.

TRABAJOS. La adecuación de los servicios funerarios culminará en el mes de marzo y los recursos se destinan a los albergues.