​Huancayo: Encuentran restos óseos humanos en presunta fosa común (VIDEO)

Hallan los primeros restos de diez posibles comuneros ejecutados en la época del terrorismo

22 de Agosto del 2017 - 20:23 » Textos: Abel Aguilar » Fotos: Abel Aguilar

Hace 25 años diez familias llevan buscando sin cesar a 10 comuneros que desaparecieron de la hacienda de Suitucancha, sin embargo, el día de ayer, una luz de esperanza llegó a sus vidas.

historia. Según cuentan los familiares afectados, el 27 de febrero 1992 en las alturas del distrito de Ingenio (anexo de Siusa), un grupo de ronderos habrían ejecutado y desaparecido los cuerpos de 10 campesinos. “Nuestros hermanos desaparecidos venían posesionando unas 10 mil hectáreas de la SAIS Cahuide y las rondas campesinas por ambición e intimidación sindicaron como terroristas a nuestros hermanos, actuaron maliciosamente y los desaparecieron”, detalla Dennis Zanabria Ubaldo, que ese día perdió a su hermano Jesús Ángel de 16 años.

EXHUMACIÓN. La búsqueda llevó a los familiares por distintos lugares y parajes sin resultado alguno, hasta que encontraron un boquete (entrada estrecha) en el suelo a dos kilómetros de la plaza del anexo de Siusa, su pronunciada profundidad hizo sospechar a los familiares que ahí pudieran estar los cuerpos. Tras un largo proceso de investigación, ayer la titular de la Primera Fiscalía Corporativa Penal de Huancayo Especializada en Terrorismo y Derechos Humanos, llegó hasta la zona ubicada a unos 4 mil metros de altura en compañía de los agentes del Escuadrón de Emergencia y personal de la Compañía de Bomberos de Huancayo para realizar las diligencias. Tras asegurar la zona y en medio de una constante nevada, con la ayuda de equipo especializado de descenso y un balón de oxígeno, el suboficial de tercera Solier, descendió 20 metros y tras 37 minutos de arduo trabajo, logró recuperar un cráneo humano y otros pequeños restos óseos que evidenciarían la versión de los familiares.

Aldo Lara Guerra, forense especializado del Instituto de Medicina Legal de Lima, acotó, “hemos logrado recuperar un cráneo que confirma la existencia de un depósito de restos humanos y según referencias que tenemos deben existir en la zona los restos de 10 personas en total”.

Los trabajos de exhumación que recomendó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, se extenderán debido al difícil acceso de descenso y el corto lapso de duración de los tanques de oxígeno (30 minutos) y los restos serán llevados a Lima para continuar con las investigaciones realizando pruebas de ADN para conocer su identidad e identificar la presunta causa de su muerte. Los familiares agradecen a las autoridades y sienten que su incansable búsqueda al fin comienza a dar frutos para que no quede en la impunidad la muerte forzada de sus seres queridos.