Jauja: Capitán PNP usó sus últimos minutos de vida para llamar a su esposa (VIDEO)

Auto en el que viajaban cayó a por una pendiente de 50 metros de altura

06 de Septiembre del 2017 - 09:07 » Textos: Rosario Rodríguez » Fotos: Rosario Rodríguez

Se hicieron bromas, contaron sus anécdotas y hablaron de sus planes, los primos policías a las 21:30 horas del lunes decidieron regresar a Huancayo. El capitán PNP Josep Meza Sedano (32) debía encontrarse con su esposa e hijo recién nacido; su primo, el teniente PNP Jonathan Jesús Paurarpura (27), tenía servicio hoy martes en el Escuadrón de Emergencia. Sus familiares los despidieron, recordándoles que vayan con cuidado, pero, los primos solo llegaron hasta ‘Tierra Blanca’ en el distrito de Sincos (Jauja), allí, el auto de color rojo vino, marca Renault de placa ARO-521, se despistó.

LLORAN. La unidad cayó a un abismo de unos 50 metros, en el kilómetro 93.500 de la Carretera Central. Por la violenta caída, el teniente PNP Jonathan Jesús habría fallecido instantáneamente, mientras el capitán PNP Josep Meza quien iba en el volante quedó malherido. Por las evidencias halladas en el lugar de los hechos, se conoció que Meza Sedano, salió del auto, dio unos pasos y escupió sangre. 

 Fue en ese momento, al promediar las 23:00 horas, que el capitán de servicio (asimilado), llamó al celular de su esposa Mirella Soto Orellana. “Ayúdame estoy en Sincos”, es lo que alcanzó a decirle por lo que de inmediato la joven acompañada de sus familiares fueron a buscar al capitán, pero lamentablemente no lo ubicaron, pues al auto destrozado estaba en el abismo en una zona oscura. Josep Meza murió recostado en el asiento, esperando quizás ser auxiliado. Ayer martes, a las 05:30 horas, un agricultor que iba a su chacra halló el vehículo y comunicó del hecho a la comisaría de Sincos. Cuando los agentes llegaron encontraron al teniente Jesús tirado boca abajo al lado derecho del auto y el capitán Meza que tenía el chaleco policial puesto con su membrete, yacía inerte en el asiento posterior. La teniente PNP Elizabeth Rosado Carhuancho, corriendo llegó a la zona y gritando el nombre de su amado Jonathan lloró desconsolada, junto a su suegro el brigadier Ruben Jesús. 

LAMENTAN. El coronel PNP Gerson Ortiz y otros oficiales llegaron a la zona, lamentando el triste final de los empeñosos oficiales.