La dramaturga huancaína María teresa Zúñiga participará en festival 'Sala de Parto'

La mejor representante de las tablas en el Valle del Mantaro será homenajeada por el reconocido teatro La Plaza
La dramaturga huancaína María teresa Zúñiga participará en festival 'Sala de Parto'

La dramaturga huancaína María teresa Zúñiga participará en festival 'Sala de Parto'

31 de Agosto del 2017 - 11:53 » Textos: Daniel Mitma » Fotos: Marco Miranda

María Teresa Zúñiga (Huancayo, 1962) declama sus logros en esta entrevista. La dramaturga más silente y talentosa de esta parte del país se anima a contarnos sobre ella: acaba de ser convocada por el teatro La Plaza para el Festival Sala de Parto en Larcomar; su primera novela fue reconocida como una de las mejores del 2016 y la Incontrastable la ha declarado su hija predilecta. Apaguen sus celulares que la función empieza.

Acaba de escribir una obra por encargo a partir de una invitación del Festival Sala de Parto. ¿De qué se trata este nuevo proyecto? 

Es una designación que hace este festival Sala de Parto. Es un movimiento importantísimo de teatro que congrega a muchísimas personas y que tiene un alto nivel tanto en la difusión como en las personas que son parte de este movimiento. Ellos me comunican en el mes de diciembre que he sido considerada como la dramaturga homenajeada para el 2017. Ellos me explican que cada año eligen a un dramaturgo y tengo entendido que anteriormente hubieron otros dramaturgos todos varones y que en esta oportunidad me hacen la invitación como la primera dramaturga y además como la dramaturga de provincia.

Este festival le ha pedido presentar una obra inédita. ¿Qué desafío le ha planteado esto? 

Al hacerme parte del festival de Sala de Parto una de las condiciones era entregar en el mes de julio de 2017 una obra inédita. Es algo que no me cae muy de sorpresa porque antes de esta invitación yo venía pensando en hacer una obra sobre la mujer en esta situación de conflicto, en esta coyuntura tan difícil y cuando surge la necesidad de escribir concentro toda esa expectativa. Pero no desde una perspectiva netamente peruana, coyunturalista o dentro de una perspectiva netamente feminista. Sino tratar de hacer, como es el estilo que manejo, que sea algo más universal con un contenido que pueda alcanzara otras realidades, a otros países y que sí se hable sobre la mujer. Entonces es así que construyo la fábula de Génesis. Son dos personajes femeninos, Génesis, la nieta y Victoria, la abuela. Son dos mujeres que van a estar en un cruce de caminos esperando que un bus las saque de ese lugar porque hay una guerra en su país y se ven obligadas a migrar a buscar un refugio.

El crítico literario José Güich, en su recuento de lo mejor en novela de 2016 para El Comercio, la nombra a usted junto a grandes como Alonso Cueto o Vargas Llosa. ¿Cómo se sintió?

Para mí fue una grata sorpresa, una explosión de emociones, realmente, porque es mi primera novela. Y recibir la noticia de estar considerada entre lo mejor de 2016 y junto a narradores impresionantes como Yrigoyen, Cueto o Mario Vargas Llosa me hace sentir muy bien. Además porque es la única novela que proviene de provincia que es otro aspecto que me hizo sentir bien. Una vez más esto confirma que el lugar es lo de menos, es la trascendencia de tu trabajo, de tu obra. Eso es una confirmación de opiniones de muchos amigos cercanos que a veces crees que te lo dicen porque son amigos. Pero cuando ya viene una crítica con mucha seriedad, rectitud y exigencia eso ya te despierta niveles de responsabilidad mayor.

¿Cuán difícil fue desprenderse del lirismo que tiene su obra para lanzarse a narrar? 

En realidad no me plantee una cosa así, no fue una cosa 100% objetiva. Jugó mucho el aspecto subjetivo en esto. Fue mi editor Juan Carlos Suárez quien propicia este deseo de plasmar esta cualidad que yo tengo para narrar para plasmarlo en un texto. Entonces cuando yo le presento el borrador, el primer manuscrito, el se queda sorprendido y me dice: esto tiene nivel y hay que hacerlo. Y me anima para empezar a hacer ya la corrección (...).

¿Qué significa para usted haber sido declarado hija predilecta de Huancayo?. 

La verdad yo creo que es un reconocimiento muy especial en mi vida. Porque como te decía yo no solo he representado en eventos, en encuentros teatrales no solo he ido como una representante del Perú sino siempre enfatizaba que llegaba desde Huancayo a los diferentes lugares donde iba. Incluso en Europa, EE.UU., América. Para mi este reconocimiento es lo más preciado. Siempre me emociono.