Marcelino, el mendigo que se ha convertido en una 'enciclopedia andante'

No terminó la primaria, pero es una “enciclopedia viviente” en las calles de Huancayo
Marcelino, el mendigo que se ha convertido en una 'enciclopedia andante'

Marcelino, el mendigo que se ha convertido en una 'enciclopedia andante'

04 de Septiembre del 2017 - 10:46 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Carmen Ramos

Solo estudió hasta tercero de primaria, pero el solo hecho de saber leer era suficiente, para que Marcelino Galvez se hiciera un autodidacta. ¿Sabe cuál es la montaña más alta del mundo?, nos preguntó Marcelino y la respuesta, la tenía en la punta de la lengua.

Sepa usted que es el Everest, que tiene 8 mil 800 metros de altura, respondió, la charla se hace amena con este anciano que dice tener 93 años. Él deambula en un lugar insospechado, para un hombre con tanta cultura. Marcelino estaba sentado en una banca de rafia, en la esquina del jirón Loreto a la altura de la calle Real.

CARIDAD. En sus manos callosas, tenía unos panes con hamburguesa y una bolsa con leche de soya, que la gente gentilmente, le obsequia al verlo desamparado en las calles. Sus ropas viejas demuestran el olvido de aquellos hijos que dice tener y que viven muy lejos.

Esta es la realidad de muchos ancianos, quienes ante el abandono de sus familias tienen que salir a las calles a mendigar por un pan.

De joven este humilde anciano trabajó como electricista, esta labor le dejó algunas secuelas, no puede ver bien y cuando avanza lo hace con dificultad y cuidado, ya que podría caer y sufrir una fractura que a su edad, puede ser fatal.

En las calles de Huancayo, la mayoría de mendigos son personas de la tercera edad.

Ellos se ubican en la calle Real, la avenida Ferrocarril y zonas de alta concurrencia de transeúntes que les dan limosna al ver la precariedad con la que están en la calle.

DONDE ESTÁ. De 9 a 12 horas, Marcelino suele estar por la calle Real, con su gorrita volteada hacia arriba.