Más de 800 personas en prisión por el delito de agresión sexual

Una terrible realidad de las cárceles de junín Además, este delito es uno de los que más ocurre, puesto que ocupa el segundo lugar a nivel nacional
Más de 800 personas en prisión por el delito de agresión sexual

Más de 800 personas en prisión por el delito de agresión sexual

30 de Octubre del 2017 - 05:56 » Textos: Thalia Vivanco » Fotos: Correo

Un delito imperdonable, y es que se puede apreciar que el segundo delito que se comete más en el Perú, es el de violación sexual al menor de edad, después de robo agravado, reveló el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe). Puesto que en el territorio peruano, hay 7,874 personas en prisión por haber abusado de una menor de edad, de ese número, 438 personas cumplen su sentencia en los 6 establecimientos penitenciarios que hay en la región Junín.

RADIOGRAFÍA. Asimismo, a la cifra mencionada se suma, las 4,137 personas que abusaron de una adulta (mayor de edad) en el país. En la jurisdicción hay 389 presos por cometer ese delito de agresión sexual. Siendo un total de 827 personas en prisión por el delito en la jurisdicción.
La vocera de la campaña NiUnaMenos Huancayo, Amire Ortiz Arica, indicó que a nivel nacional se desarrollará una marcha el 25 de noviembre del presente año. “Se esta coordinando para promover esta marcha e integrar a las instituciones”, refirió.
Añadió, que hay miles de denuncias de violaciones sexuales y son ignoradas, pocas son procesadas y en raras ocasiones sancionadas. “Las mujeres vivimos con miedo permanente, nos enseñan a cuidarnos pero no enseñan a los violentos a no agredir”, señaló.

Consecuencia. El abuso sexual es una de las peores formas de violencia. Las víctimas sufren un daño irreparable a su integridad física, psíquica y moral. “Una agresión sexual afecta el estado emocional de la víctima, además puede dejar en ella una huella imborrable, que si no es atendida debidamente, puede convertirse en un trauma insuperable”, acotó la psicóloga Carmen Fuentes Magán.
Agregó, que sin importar la edad de la víctima de agresión sexual, es necesario que reciba un tratamiento psicológico imprescindible y con un especialista que realmente este capacitado.
Pero, ¿por qué los menores callan? Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), se debe a que la niña y su familia reciben amenazas de daño físico o de muerte, también callan por temor a ser acusados de complicidad y complacencia con el abuso sexual que padecieron. Incluso evitan ser estigmatizados y rechazados. Sienten culpa, vergüenza y desvalimiento.
¿Cómo se podría saber si un niño o niña está siendo abusada sexualmente? Son menores que tienen problemas para dormir, una conducta retraída, ansiedad, depresión, rechazo a quedarse solos con una persona en particular.
Igualmente, el Unicef determinó que se deberían de tomar algunas medidas de prevención. Por ejemplo, enseñe a los niños y las niñas los nombres de las partes privadas del
cuerpo. Enfatice que el agresor sexual puede ser tanto un familiar, como una persona conocida o desconocida.