​No descansan ni en el 'Día del Trabajo', por llevar un pan más a su casa

Laboran desde la madrugada en los diversos centros de abastos de Huancayo para atender a huancaínos
​No descansan ni en el 'Día del Trabajo', por llevar un pan más a su casa

​No descansan ni en el 'Día del Trabajo', por llevar un pan más a su casa

02 de Mayo del 2018 - 10:52 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Correo

Mientras miles dormían en sus casas aprovechando el feriado por el Día del Trabajo, ayer en los mercados de Huancayo lucía repleto de chamberos. Los comerciantes se esforzaron más que nunca, debido a la gran cantidad de gente que acudió a los centros de abastos.

En medio de la oscuridad, los comerciantes corrían de un lado para otro, como hormigas obreras preparándose para la venta del día. En los puestos de carne, realizaban desde la madrugada, los cortes a los cerdos, la res y el carnero que es lo más pedido en feriado. “Nosotros no podemos darnos un respiro, tenemos que trabajar y mucho más en feriado cuando hay más venta”, dijo el comerciante Manuel Canchanya del mercado Modelo.

Los vendedores de papa también trabajan desde temprano, para enviar la carga del tubérculo a Lima. Los estibadores si que sudan por el pan de cada día al cargar, decenas de sacos de hasta 100 kilos y llenar los camiones.

HIERBERAS. Son mujeres trabajadoras, ellas siembran hierbas y hortalizas en sus huertos en Chupaca, Chupuro y Pucará, luego las cosechan y las trasladan en la madrugada hasta el mercado mayorista exMaltería Lima, donde solo pueden vender hasta el mediodía. Desde el martes en la noche, las campesinas esperaron durante toda la noche y se amanecieron en el mercado exMaltería Lima, donde tienen que madrugar para conseguir un puesto mejor ubicado, en estos días cuando hay mucha competencia.

“Trabajamos en la chacra todo el día, y en la noche nos amanecemos por un mejor puesto, sino trabajamos que va a ser de nuestros hijos, aquí no nos pagan por feriado”, expresaron Marleny Cárdenas y Mary Prieto.

EN LA VÍA. En la avenida Ferrocarril, los jirones Ica, Huancas, Piura, Cajamarca también estaba repleta de comerciantes.

Lo más leído