Según contó Cintia Y.H.L. (15) el pasado 16 de marzo, su expareja Guido Junior Flores Rosas (22) salió de su casa llevándose consigo a su hija de solo un año de edad, al día siguiente ella presentó la denuncia por sustracción de la menor y ambos estaban desaparecidos. La tarde del sábado los restos óseos que pertenecerían a padre e hija fueron hallados en una chacra del sector conocido como Quinuapata en el anexo de Miraflores, distrito de Perené en Chanchamayo.