​Sistema web del colegio Rosario colapsa y deja alumnas sin vacantes (VIDEO)

Se revelan en las puertas del plantel exigiendo explicaciones y religiosa se pone nerviosa

26 de Enero del 2018 - 12:48 » Textos: C.Ramos/O.Medina » Fotos: Carmen Ramos

Llanto, desesperación y enojo padecieron ayer decenas de madres y padres de familia que no pudieron inscribir a sus hijas en el colegio Nuestra Señora del Rosario. Ellos reclamaron que la página web que habilitaron había colapsado y no pudieron concretar la inscripción, por lo que muchos incluso durmieron en la calle y pagaron hasta 7 soles por el trámite que ofrecían los digitadores en las cabinas de internet públicas.

CUMPLE HORA. A las 10:45 horas cuando el tiempo para la inscripción ya había culminado, las madres que estaban en las puertas de una cabina de internet del jirón Libertad de pronto corrieron al Paseo La Breña a las puertas del colegio Rosario a exigir una explicación de la directora del colapso de la página web.

“Hemos venido para que la directora nos de una explicación, la mayoría de los padres no logramos ingresar a la página web y obtener la ficha de inscripción, apenas se habilitó y a los minutos colapsó y permanecía colgada , no es justo”, reclamó Odón Arce.

Cuando abrieron las puertas los protestantes empezaron a ingresar, pero cuando el tumulto se tornó incontrolable, salió la directora Lola Cuadros Salazar y ordenó cerrar la puerta y les increpó a los padres: “Vayan porque voy a cerrar la puerta de mi casa, no les quiero recordar, retrocedan”, les repitió incómoda.

Luego ingresó y al interior del plantel, donde dijo a la multitud que solo se admitiría la inscripción de los que habían ingresados sus datos a la página web, como lo establecía la directiva de la Ugel Huancayo. Además, les mencionó que la inscripción era totalmente gratuita. Minutos más tarde se publicó una lista con los nombres de las alumnas que lograron ser inscritas para el primer grado de primaria y secundaria, y los favorecidos formaban cola con sus documentos.

PAGAN. Los padres que sí lograron inscribirse lucían contentos y nuevamente formaron colas con sus documentos en mano.

Lo más leído